Almeida pide no avivar debate interno pues no favorece al PP ni a madrileños

Almeida pide no avivar debate interno pues no favorece al PP ni a madrileños

Madrid, 14 sep.- El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, cree que hay que entender que el congreso para elegir la presidencia del PP madrileño "toca en primavera", y no se debería "avivar" ya el debate, pues internamente no beneficia a la formación y tampoco a los madrileños.

En una entrevista en Antena 3 recogida este martes por Efe, Almeida ha insistido en que es "muy buena noticia" que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, haya decidido presentarse a presidir el PP de Madrid, como puede hacer "cualquier" afiliado, pero también ha aseverado que "ya hemos hablado demasiado" del congreso.

"Deberíamos hacer esa reflexión los que formamos parte del PP de decir oye, los ciudadanos no entienden que estemos en estos momentos enfrascados en esto en vez de en solucionar los problemas tan graves que tiene Madrid, que tiene España, y sobre todo también ayudar a ese cambio de Gobierno en la nación", ha argumentado Almeida.

En este sentido, ha afirmado que él no va a "avivar" el debate porque "los ciudadanos pueden pensar que nos preocupamos más por cuestiones internas que de los problemas que tienen", algo contraproducente cuando "tenemos un balance de gestión en estos dos años que nos acredita ante los madrileños, especialmente Ayuso con el extraordinario resultado electoral" que cosechó en los comicios del 4 de mayo.

"Tenemos que seguir trabajando en eso", ha dicho Almeida.

Tras recordar que Ayuso ha manifestado que se presentará, Almeida ha dicho que responder él a cualquier pregunta acerca de si presentará su candidatura alimentaría un debate que al PP no le beneficia como tampoco a los madrileños, "porque nos distrae energías en resolver sus problemas".

Preguntado también por la posibilidad de que Ayuso no asista a la mesa de presidentes autonómicos de la convención nacional del PP el 2 de octubre en Valencia, por un viaje ya previsto a Estados Unidos, Almeida ha subrayado la complejidad de compaginar a veces la agenda institucional con la del partido.

Y, sin querer que se le malinterprete, ha señalado que el futuro de la convención "no lo va a determinar que esté o no" cualquier presidente 'popular', sino su contenido, los ponentes y el proyecto de futuro que el PP le va a ofrecer a todos los españoles, por lo que cree que es "anecdótico" que "esté o no" cualquier presidente, "fuera cual fuera".

Después, atendiendo a los medios antes de participar en una conferencia del ciclo 'El progreso en el siglo XXI' en CaixaForum, Almeida ha insistido en el mensaje con palabras más contundentes.

El alcalde ha expresado su comprensión con el trabajo de la prensa y de su interés por los asuntos internos del PP, y ha reflexionado que si él está "harto de contestar a las preguntas" no se imagina "cómo deben estar los ciudadanos de Madrid visto que nos hemos enzarzado en este debate en estos momentos".

Almeida ha destacado que piensa ocuparse "de Madrid y de los problemas de sus ciudadanos" porque "no toca dar respuesta a los debates internos" de su formación, y ha zanjado que serán los afiliados del PP los quienes "elijan el mejor o la mejor presidenta", decisión que está "seguro" será la "acertada".

También ha dicho que tendrá que ser Esperanza Aguirre quien explique a quién se refería en una entrevista el lunes cuando habló de "chiquilicuatres" y "niñatos" en el seno del partido, y ha señalado que "todavía" no ha hablado con ella, con quien tiene además de "afinidad en lo político" una "buena" relación personal.

"De esa entrevista discrepo de alguno de los comentarios, respeto plenamente que Esperanza se pueda manifestar como cualquier afiliado del PP de Madrid y ya tendré oportunidad. Debatir con Esperanza es muy divertido y siempre se puede aprender", ha dicho el regidor y portavoz del PP.

La dirección del PP de Madrid recae desde 2018 en Pío García-Escudero, designado entonces por Génova como presidente en sustitución de Cristina Cifuentes, que había dimitido de sus cargos a raíz del caso Máster.

El congreso previsto para 2022 en el que se renovará la dirección -y el debate sobre si la debieran ostentar alguna de las dos caras visibles del PP madrileño o una tercera persona- es un tema que ha salido habitualmente a la palestra, pero no fue hasta el 31 de agosto cuando Ayuso anunció su intención de presentarse a la presidencia.

Desde entonces, con las reticencias de la dirección nacional mediante, la presidenta madrileña se ha reafirmado reiteradamente apostando por la normalidad en el partido e incluso el lunes pidió celebrar pronto el congreso.