La CEIM defiende una zona de bajas emisiones en Madrid pero con "mucho diálogo"

La CEIM defiende una zona de bajas emisiones en Madrid pero con "mucho diálogo"

El presidente de CEIM, Miguel Garrido, ha dicho este lunes que Madrid tiene que tener una zona de bajas emisiones, por lo que apoya la Ordenanza de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento madrileño, pero ha añadido que lo que es "importante" es hacerlo con "mucho diálogo".

Este lunes se celebra la sesión extraordinaria y urgente del pleno del Ayuntamiento de Madrid en la que se prevé votar la Ordenanza de Movilidad Sostenible, para cuya aprobación PP y Cs necesitan los votos de los cuatro ediles que abandonaron el grupo municipal de Más Madrid y ahora integran el grupo mixto.

En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, Garrido ha señalado que estas cosas "hay que verlas con tiempo" y ha precisado que para llevar a cabo esta ordenanza el actual Gobierno municipal ha contado con distintos sectores "a diferencia del anterior".

En este sentido, ha dicho que antes de poner en marcha una medida tan importante es necesario "escuchar", porque los empresarios madrileños están comprometidos con la sostenibilidad y tienen su "cuota de responsabilidad" para que "se viva mejor y se respire mejor" en Madrid.

"Madrid tiene que tener una zona de bajas emisiones", ha afirmado Garrido, que ha dicho que estas medidas son necesarias "aunque impliquen incomodidades" pero es importante hacerlo "con mucho diálogo" para que estas restricciones no afecten a las empresas.

El alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, que también ha asistido al desayuno, ha asegurado que el Ayuntamiento está abierto a escuchar "a todos los sectores implicados" y que el Consistorio aboga por una política de sostenibilidad compatible con el crecimiento económico de la ciudad y con la recuperación económica.

"La sostenibilidad ambiental y la económica no son contradictorias, son compatibles", ha indicado Almeida.