El Guernica se muestra como nunca, a tamaño gigante y en ultra alta definición

El Guernica se muestra como nunca, a tamaño gigante y en ultra alta definición

El Guernica de Picasso celebra este viernes el 40 aniversario de su llegada a España con un "viaje" al festival Ars Electronica de Austria, donde ha sido proyectado con láser en un gigantesco espacio de tres dimensiones, en definición 8K y con un nivel de detalle con el que no se le había visto nunca.

"Es el formato idóneo para apreciar los resultados. Los detalles y la información que nos da el Gigapixel nos permiten llegar mucho más allá de lo que alcanza el ojo", explica Olga Sevillano, responsable de Programas Virtuales del Museo Reina Sofía y comisaria de este proyecto.

"Gigapixel" es el nombre con el que el equipo del museo madrileño, donde el Guernica se expone desde 1992, se refiere a la representación en alta definición del cuadro que puede verse de forma gratuita en la web del proyecto "Repensar Guernica".

En 2011 el departamento de restauración y conservación del museo adquirió un robot construido a medida para fotografiar toda la superficie del cuadro y obtener "miles de millones" de imágenes con luz visible, ultravioleta e infrarroja con las que trabajar.

"No es solo un tipo de imágenes, sino que se obtiene información de la parte reversa del cuadro. Esto también es muy importante y da una información muy valiosa a la hora de conservarlo", detalla.

En esta exhibición en el Ars Electrónica, uno de los festivales de arte y tecnología más importantes del mundo, ha colaborado también la Embajada de España en Austria.

La sala elegida para la presentación ha sido la "Deep Space 8K", un imponente espacio con una zona de proyección interactiva de 16 metros de largo y 9 alto que va del techo al suelo en el que se proyectan con láser de alta resolución imágenes y animaciones en tres dimensiones.

Más allá del aspecto técnico, esta presentación del Guernica en el Arts Electronica Center, una de las sedes del festival, no ha olvidado repasar el contexto histórico del cuadro, uno de los pilares de "Repensar Guernica".

"Rastrean un poco toda la historia de Guernica desde su realización, desde el encargo, hasta su conversión en un símbolo político. Cómo empieza a viajar por muchas exposiciones, cómo es demandado por ese símbolo antibélico de esos años", cuenta Sevillano sobre esa página web, que desde que se lanzó en 2017 ha acumulado más del 2.000 documentos sobre el cuadro.

El Guernica fue pintado por Picasso en 1937 como un encargo del Gobierno de la II República para el pabellón español de la exposición Internacional de París.

El cuadro, considerada la obra maestra del malagueño, está inspirado en el bombardeo del pueblo de Guernica durante la Guerra Civil española por aviones alemanes de la legión Cóndor, ayudados por los italianos, al servicio de los rebeldes franquistas.

La pieza no llegó a España hasta el 10 de septiembre de 1981, hace ahora 40 años.

La idea de acercar el "Guernica" a un nuevo público fue una propuesta de Ars Electronica, que este año celebra su edición número 42 de forma simultánea en Linz y decenas de ciudades de todo el mundo a través de sus llamados "jardines digitales".

"Estuvimos dialogando casi un mes sobre cómo hacerlo y, la verdad, es que estamos muy felices de hacerlo aquí, en este contexto", reconoce a la subdirectora artística del Museo Reina Sofía, Mabel Tapia.

"Que llegue aquí, en este día particular, es objeto de gran entusiasmo para todas nosotras", asegura.

"A New Digital Deal" (Un nuevo pacto digital) es el eslogan de esta edición de Ars Eletronica, que debate sobre el nuevo mundo digital en el que vivimos, poniendo el foco en cómo gestionamos las herramientas que tenemos a nuestra disposición y sus respectivos impactos.

"Es innegable pensar que el mundo se está reconfigurando en este momento. Hay una cosa fundamental que el Reina Sofía y Ars Electronica comparten, el compromiso con el presente y la posibilidad de pensar el futuro", concluye Tapia.