Fin de semana cálido, hasta 34 grados, previo a la llegada de una nueva borrasca

Fin de semana cálido, hasta 34 grados, previo a la llegada de una nueva borrasca

Madrid, 10 sep.- Durante el fin de semana la mayor parte de España, salvo puntos del nordeste peninsular y las Baleares, seguirá con sol y temperaturas cálidas de hasta 34 grados en Sevilla y Murcia y 29 grados en Madrid, previo a la llegada el lunes de una borrasca atlántica que dejará importantes lluvias en el país.

El sábado y el domingo se prevén jornadas "estables, secas y tranquilas en general", ha avanzado Rubén del Campo, portavoz de la agencia de Meteorología (AEMET), quien, sin embargo, advierte de que entre el lunes y el miércoles se espera un "importante cambio de tiempo", por la entrada de una borrasca que generará un nuevo "episodio de precipitaciones y chubascos fuertes".

Dicha borrasca inestabilizará la atmósfera, además de propiciar un "descenso notable de las temperaturas e incluso extraordinario" en múltiples comunidades, ha detallado el portavoz de Aemet.

En cuanto al fin de semana, este viernes las lluvias continuarán en Cataluña y Baleares, donde la Aemet mantiene activada la alerta amarilla (riesgo) por tormentas que acumularán entre 30 y 20 litros por metro cuadrado en una hora.

Respecto a las temperaturas, durante las próximas horas descenderán en el Cantábrico para subir en la meseta Sur, Andalucía, y en las Canarias con valores significativamente altos en medianías de las islas de más relieve, donde se pueden alcanzar los 34-36 grados.

Por capitales de provincia, hoy la máxima se alcanzará en Murcia, y Córdoba y Málaga con 36 y 34 grados de máxima respectivamente, seguidas de Albacete, Alicante, Almería, Badajoz, Ciudad Real, Granada, Huelva, Sevilla, Toledo y Zaragoza donde los valores oscilarán entre los 30 y los 33 grados.

Por el contrario, las capitales con ambiente más fresco serán Oviedo, San Sebastián, Santander y Pontevedra con diurnas que no pasarán de los 22 grados.

El sábado las máximas ascenderán en el interior norte y sudeste peninsular, aunque tenderán a bajar en el área mediterránea y, de nuevo, serán significativamente altas en el sur y medianías de las Canarias de más relieve con 34-36 grados.

Esta jornada Murcia y Córdoba volverán a registrar un día muy caluroso con máximas cercanas a los 35 grados, mientras que en el lado opuesto, Santander y Pontevedra se quedarán en 23 grados; por la noche, las mínimas descenderán hasta los 11-12 grados en zonas de Galicia y Castilla y León.

Rubén Del Campo ha explicado que en la jornada dominical las temperaturas serán cálidas para esta época del año, con máximas de 34 grados en Sevilla, Málaga, Murcia y puntos de Valencia, y de 32 grados en los valles del Ebro, Tajo y Guadiana; en el Mediterráneo las noches serán tropicales (mínimas por encima de 20 grados).

La próxima semana comenzará con la influencia de una borrasca atlántica por el oeste de la península que, acompañada de un embolsamiento de aire frío, generará un importante cambio de tiempo en prácticamente todo el país, salvo en el este y las Baleares.

El martes "las lluvias se generalizarán", ha asegurado el portavoz de Aemet, para incidir en que las precipitaciones más "intensas y acompañadas de granizo" caerán en zonas de Andalucía, centro peninsular, Extremadura y entorno de los Pirineos.

Este día, el descenso de las temperaturas será notable e incluso "extraordinario" en puntos del centro peninsular, con una diferencia de hasta 10 grados menos respecto al día anterior.

A partir del miércoles, la borrasca aportará ya menor inestabilidad con valores que se irán recuperando poco a poco, salvo en el Cantábrico, ha apuntado Del Campo.

El jueves disminuirá la inestabilidad, para dar paso a cielos poco nubosos, con temperaturas en aumento y con precipitaciones limitadas al norte peninsular y norte del área mediterránea, menos intensas que en días anteriores, ha concluido Del Campo.