fbpx

Préstamos online para hacer frente a la vuelta al cole

Préstamos online para hacer frente a la vuelta al cole

El mes de septiembre puede ser un auténtico quebradero de cabeza para muchas familias madrileñas que tienen que hacer frente a una importante cantidad de gastos originados por el regreso a las aulas de sus hijos e hijas.

Tras las vacaciones estivales muchas familias se encuentran con que tienen que hacer un importante desembolso económico en uniformes, ropa, zapatos, material escolar de todo tipo, libros de texto, ordenadores, etc. Es por esto por lo que una buena solución para poder afrontar este gran gasto es el de los préstamos rápidos con asnef, que nos permitirán obtener el dinero necesario para realizar las compras necesarias de cara al inicio del curso escolar.

Es importante tener en cuenta, a la hora de solicitar un préstamo no garantizado de forma online, que luego hay que devolver el importe. Para esto es fundamental que revises bien tu situación financiera antes de solicitar dinero alguno, y si ves que podrás hacer frente a la devolución de este, adelante. Si no es así, no será conveniente esta opción.

Según el Banco de España, el ahorro de los hogares españoles durante la pandemia, y más en concreto durante el confinamiento, aumentó de manera significativa, en torno a los 3,5 puntos, pero también bajó el consumo. En la actualidad, el ahorro de las familias ha bajado en durante el último año, por lo que muchas más familias se encuentran en aprietos a la hora de afrontar gastos puntuales como la vuelta a las aulas.

Otras soluciones para hacer frente a la vuelta al cole

Si no estás en disposición de pedir un préstamo, no tienes ahorros suficientes o tus ingresos mensuales no aguantan un desembolso como el que supone el regreso de tus hijos a las aulas, hay otras soluciones para sobrevivir a esta situación que cada año se convierte en un quebradero de cabeza para muchas familias.

En primer lugar, está la opción de adquirir material de segunda mano en páginas como Wallapop o similares. También, algunos centros escolares, dan la opción a las familias de donar libros de texto o uniformes para que otros puedan reutilizarlos en años posteriores.

Otra opción es investigar posibles ayudas nacionales, regionales o locales que se ofrecen desde la administración pública para que las familias con necesidades puedan hacer frente a este tipo de gastos. Un ejemplo es el de el proyecto Faro: Luz para tus finanzas del Ayuntamiento de Madrid, que está destinado a mejorar la atención social de las familias vulnerables de la capital.