El PSOE rechazará el nuevo Madrid Central si Almeida "no cambia mucho las cosas"

El PSOE rechazará el nuevo Madrid Central si Almeida "no cambia mucho las cosas"

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de la capital votará en el pleno del 10 de septiembre en contra de la nueva ordenanza de movilidad, que regula Madrid Central, si el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, "no cambia mucho las cosas" sobre el texto ya aprobado por la Junta de Gobierno.

El portavoz del PSOE en la Comisión de Medioambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ignacio Benito, lo ha dicho así tras reunirse con el delegado de Medioambiente y Movilidad, Borja Carabante (PP), para negociar la introducción de las enmiendas en el nuevo proyecto.

Benito ha asegurado que "si no cambian muchísimo las cosas" su partido "votará en contra", ya que "la ordenanza no va a resolver ningún problema sino que agrava la situación en la ciudad de Madrid".

Tras la reunión, ha asegurado que "Carabante ha sido cuantitativamente generoso pero cualitativamente no", ya que "solo está dispuesto a aprobar 13 de 59 enmiendas" presentadas por los socialistas..

Por otro lado, no ha descartado que el PSOE pueda apoyar otras enmiendas de otros grupos, ya que "hay algunas muy interesantes".

Antes de esta reunión, la nueva portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Mar Espinar, ha mantenido en el Palacio de Cibeles su primer encuentro con este nuevo cargo con el alcalde tras la renuncia de su antecesor Pepu Hernández, que continuará como concejal hasta el pleno del 10 de septiembre, según han confirmado fuentes del PSOE-M.

En la reunión Espinar ha pedido a Martínez-Almeida que introduzca cambios en la nueva ordenanza de movilidad presentada por el Gobierno municipal y ha asegurado que espera que el texto "pueda salir adelante con un poquito más de sensatez de lo que han planteado en un principio".

El PSOE ha presentado un total de 59 enmiendas, en las que se contempla la posibilidad de mantener la denominación 'Madrid Central' (en lugar de 'Distrito Centro', como propone el Gobierno municipal) para ahorrar costes en el cambio de cartelería y señalización o una gran renovación de la flota de vehículos municipales, entre otras medidas.

"No queremos dar pasos atrás y la ordenanza plantea muchos. Madrid Central fue una idea del PSOE y que Ahora Madrid ejecutó en la anterior legislatura. Hemos sido coherentes y no nos hemos movido en seis años. No lo vamos hacer ahora", ha manifestado Espinar.

El debate y la votación del nuevo texto se producirá en el pleno del 10 de septiembre, aunque solo cuenta de momento con el único apoyo confirmado de los partidos que conforman el Gobierno municipal, esto es, PP y Ciudadanos.

Sin embargo, cuatro exconcejales de Más Madrid afines a la exalcaldesa Manuela Carmena (bajo el nombre de Recupera Madrid) han mostrado su disposición de votar a favor de la ordenanza, aunque se desconoce de momento si estarán integrados en un grupo mixto o no, ya que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid lo suspendió al aceptar las medidas cautelarísimas presentadas por su antigua formación.

En las votaciones de los plenos municipales lo habitual es que sólo se pronuncie el portavoz de cada grupo en representación de todos sus compañeros, a no ser que se pida una votación individual.

En ese caso, si finalmente se impide la formación de un grupo mixto, los ediles de Recupera Madrid podrían expresar su voto de forma diferenciada respecto al resto de concejales de Más Madrid, aun perteneciendo 'de facto' al mismo grupo que sus excompañeros.