Madrid mantendrá en el futuro gran parte de los 3.000 profesores de refuerzo

Madrid mantendrá en el futuro gran parte de los 3.000 profesores de refuerzo

La Comunidad de Madrid ha contratado para el curso 2021-2022 a 2.931 profesores y profesionales que se incorporarán como "refuerzo educativo", aunque la intención es mantener "a una gran parte de ellos" en el futuro, según ha anunciado el consejero de Educación, Universidades y Ciencia, Enrique Ossorio.

"Puedo decir con convencimiento que una parte muy destacada de ellos se van a quedar en el sistema educativo", ha asegurado el también portavoz del Gobierno madrileño en una entrevista.

Los casi 3.000 profesionales -que se sumarán a los 3.700 que han conseguido plaza en las oposiciones a Secundaria- se incorporarán este curso a las aulas madrileñas en "las partes del sistema educativo que pueden tener más deficiencias y que podrían haber sufrido más con la covid", por lo que "una vez que estas personas han entrado es muy difícil que salgan", ha remarcado Ossorio.

Para hacer frente a la semipresencialidad en las aulas, la Comunidad de Madrid contrató el pasado curso escolar a alrededor de 11.000 docentes de refuerzo. Además, abrió 7.500 espacios adicionales en lugares como gimnasios o salas de profesores para cumplir con las medidas de distanciamiento y el desdoblamiento de los grupos, lo que provocó una bajada puntual de las ratios (número de alumnos por aula).

Ese "enorme esfuerzo" a nivel logístico no podía replicarse este curso, según Ossorio, que considera que la bajada de las ratios debe producirse de manera progresiva "año a año", como se ha comprometido a hacer a partir del curso 2022/2023 la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso.

Por eso, en el curso 2021/2022 las ratios serán las marcadas por el Ministerio de Educación y Formación Profesional antes de la pandemia: 25 en Infantil y Primaria, 30 en Secundaria y 35 en Bachillerato

La presencialidad de este curso será del 100 %, con una distancia interpersonal entre los alumnos menor que el curso pasado (de 1,5 metros a 1,2 metros), según fue consensuado entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, pero Madrid sigue teniendo sobre la mesa dos escenarios posibles más, en caso de que la evolución epidemiológica empeorara: de semipresencialidad y confinamiento.

Ossorio confía en que esa situación no se produzca porque "si el año pasado sin vacunación el curso fue estupendamente bien este año con vacunación tiene que ir mejor", dado el inicio de la inoculación a la población de 12 a 18 años.

De hecho, Madrid tendrá en cuenta e incluirá mediante "alguna norma" el factor de la vacunación contra el coronavirus para evaluar el riesgo sanitario en los centros, como solicitó, al igual que Galicia, en la Conferencia Sectorial de Educación de este miércoles.