La seguridad en la red crece de la mano al número de usuarios diarios

La seguridad en la red crece de la mano al número de usuarios diarios

La seguridad es un tema cada vez más importante, más aún cuando se navega por la web.

De hecho, en los últimos años se ha acuñado un término, que corresponde a la deep web, para indicar un lado oscuro de Internet y todos sus períodos consiguientes. Con el bloqueo y las restricciones, el fraude informático ha aumentado: vishing, phishing y smishing son términos con los que ahora conviene lidiar.

Por tanto, la seguridad informática se ha vuelto cada vez más central, más aún en aquellos sectores donde la exposición a través de la web es muy alta: entre ellos, destaca el mundo del juego.

Extremadamente popular, incluso más después de las cuatro oleadas de Covid, los juegos de azar en línea son ahora puro entretenimiento para millones de jugadores que se conectan a ellos todos los días en Italia. Los casinos en línea y las máquinas tragamonedas en particular han alcanzado tales picos de popularidad que ha hecho que sea esencial aumentar los estándares de seguridad por parte de los operadores.

Pero, ¿qué es la seguridad en las plataformas online? En el caso de España, no te puedes equivocar: la primera señal de un canal seguro la da el logo de la DGOJ, presente en todas las plataformas del circuito en posesión de una licencia regular.

Pero no solo eso: los casinos de hoy pueden obtener una certificación de conformidad, la eCogra, . En el frente de los datos personales, que están más sujetos a riesgos, no existen peligros.

De hecho, estos nunca se comparten con terceros, excepto con las fuerzas del orden en casos extremos y por razones puramente legales. El anonimato de los jugadores está garantizado. Todas las transferencias de dinero de una cuenta a la suya o viceversa están certificadas por un canal seguro y transparente.

Los jugadores, con sistemas criptográficos como SSL, el más utilizado, pueden así estar seguros de que las comunicaciones solo se realizan entre ellos y el servidor del operador sin riesgo de interferencia. En cualquier momento tienen la posibilidad de comprobar los movimientos desde y hacia la cuenta del juego.

Otro estándar de seguridad: la aleatoriedad de los juegos, garantizada por un control en el software que gestiona los juegos, así como en los juegos de los casinos en vivo con crupieres en vivo. Los programas que gestionan automáticamente los juegos en los casinos online no solo son controlados por el personal sino garantizados por un algoritmo, el Random Number Generator (RNG), que genera millones de posibles resultados que siempre son diferentes.

Finalmente, un cierre de las bonificaciones ofrecidas, las cuales tienen condiciones claras y comprensibles, a diferencia de muchos otros casinos online "off shore" que no están sujetos a controles estrictos.