Madrid pide una reforma legal para poder exigir el certificado covid en los locales

Madrid pide una reforma legal para poder exigir el certificado covid en los locales

La Comunidad de Madrid ha pedido al Gobierno una reforma legislativa de la ley de salud pública para poder exigir el certificado COVID-19 en los locales de hostelería y de ocio nocturno, tras el rechazo de varios tribunales a su aplicación.

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, lo ha reclamado en declaraciones a los medios en su visita al Cuerpo de la Policía Local y Protección Civil de Boadilla del Monte.

López ha subrayado que el Gobierno debería haber impulsado una ley nacional de pandemias "que tenía que haber previsto el uso de ese tipo de certificados que limitan el derecho a la intimidad y, como tal, requieren un sustento orgánico para que los jueces puedan aplicarlo".

El Tribunal Supremo no avaló la medida cursada por la Junta de Andalucía de exigir el pasaporte covid o PCR negativa para acceder a locales de ocio nocturno, al igual que los tribunales de otras comunidades autónomas que rechazaron su aplicación.

La decisión sobre si Madrid se abrirá a exigir este documento la adoptarán las autoridades sanitarias de la región, ha dicho el consejero de Justicia.

"Es una vergüenza que el Gobierno de España, que Pedro Sánchez no haya tenido momento para reflexionar o impulsar una reforma legislativa para proteger la salud pública de los ciudadanos desde el punto de vista jurídico", ha insistido.

En esta línea, ha remarcado que la razón por la que no se puede aplicar el certificado covid-19 es que "no hay sustento legal", ya que "vivimos en una democracia que respeta los derechos fundamentales y sus limitaciones están previstas en leyes orgánicas".

Y ha destacado que tanto jueces, como el Tribunal Constitucional, el Supremo o el Consejo de Estado están pidiendo una ley orgánica de pandemias.

"¿Qué tiene que ocurrir para que Pedro sánchez se ponga a legislar una ley orgánica de pandemias? Mientras tanto ha encontrado tiempo para regular la muerte asistida y no la protección de la salud pública", ha criticado.