Los medios aéreos de la Comunidad permiten afrontar en menos de 10 minutos incendios forestales

Los medios aéreos de la Comunidad permiten afrontar en menos de 10 minutos incendios forestales

Los medios aéreos de la Comunidad de Madrid permiten afrontar en menos de 10 minutos incendios forestales en cualquier punto de la región, según ha trasladado este martes el viceconsejero de Interior y Dirección de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, Carlos Novillo.

Dentro del dispositivo de extinción, junto a los 20 parques de bomberos y 44 retenes de pronto ataque distribuidos en el territorio, el Cuerpo de Bomberos regional cuenta con 9 helicópteros para el Plan Especial de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales en la Comunidad de Madrid (INFOMA).

Novillo ha visitado hoy la helisuperficie que la Dirección General de Emergencias tiene en el municipio de Las Rozas de Madrid. Entre los 9 medios aéreos, dos helicópteros prestan servicio todo el año.

Uno de ellos es el de coordinación, con base en el parque de Bomberos de Las Rozas y cuyo cometido es dar soporte al Oficial de Bomberos que puede dirigir el operativo desde el aire, a la vez que, mediante su equipo de grabación, transmite imágenes en tiempo real del incendio al Centro Coordinador del Cuerpo de Bomberos (CECOP), situado en la sede de Madrid112, en Pozuelo de Alarcón.

También son visionadas por los responsables de la dirección del Plan INFOMA y por el Puesto de Mando Avanzado, en caso de que este último se despliegue.

Estas imágenes aéreas son una herramienta de gestión esencial para la dirección de extinción de un incendio forestal, pues permiten no sólo conocer la evolución del fuego, las zonas amenazadas, la ubicación y distribución de los recursos y si pueden estar en riesgo, sino también, gracias a su cámara termográfica, determinar cuál es el avance predominante del frente de llamas cuando la columna de humo impide tener una visión directa del mismo.

Esta herramienta de grabación ha sido mejorada para permitir trasladar la imagen de la zona afectada a un sistema cartográfico (ortofoto), para conocer de manera casi inmediata la superficie afectada y las líneas de evolución predominantes del incendio, elementos clave para la toma de decisiones.

Además de este helicóptero de coordinación, el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid dispone durante los 12 meses del año del helicóptero de rescate del Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA), con base en Navacerrada.

Dicho Grupo, además de llevar a cabo una media de 300 rescates anuales en las montañas madrileñas, durante la época de peligro alto de incendios forestales dispone de un helibalde para la extinción con capacidad para 800 litros de agua.

A estas dos máquinas, se suman durante los meses de riesgo medio y alto, 4 helicópteros-brigadas helitransportadas y 3 helicópteros bombarderos, con base en los municipios de Las Rozas de Madrid, Valdemorillo, Navas del Rey, Bustarviejo, Morata de Tajuña, San Martín de Valdeiglesias y Lozoyuela.

Las 4 brigadas helitransportadas -con 10 tripulantes cada una-, se activan de manera automática ante la aparición de una columna de humo, permitiendo poner en tierra, en un tiempo muy reducido, a 8 expertos brigadistas.

Estos últimos comienzan el combate del incendio con herramienta manual e instalan en su helicóptero un helibalde de hasta 1.500 litros que, de manera inmediata, inicia las descargas de agua sobre la superficie afectada.

Los 3 helicópteros bombarderos, con base en Las Rozas de Madrid, Lozoyuela y San Martín de Valdeiglesias, disponen de un helibalde instalado ya desde la base, con capacidad de 1.000 litros, para apoyar a los recursos terrestres activados desde el CECOP de Bomberos.

La Comunidad de Madrid destina un presupuesto anual de 5.845.000 euros al dispositivo de medios aéreos del plan INFOMA que, con sus más de 500 efectivos de extinción diarios, permite que 8 de cada 10 incendios forestales que se dan en la región queden en conatos y no progresen a un gran incendio forestal con capacidad de arrasar miles de hectáreas y poner vidas en peligro.