Controlado el incendio de Batres tras afectar a 191 hectáreas

Controlado el incendio de Batres tras afectar a 191 hectáreas

El incendio de la localidad madrileña de Batres, en el sur de la región y con 1.750 habitantes, que se inició el domingo a primera hora de la tarde, ha sido dado por controlado por los bomberos tras afectar a 191 hectáreas, según han informado los Bomberos de la Comunidad de Madrid.

Cuatro dotaciones permanecerán esta noche en la zona para continuar con las labores de remate y evitar posibles rebrotes, ha indicado el oficial de ese cuerpo José Arévalo.

Por la mañana, la Comunidad de Madrid adelantó que el fuego se encontraba estabilizado y en fase de control, pero era "necesario esperar para ver su evolución y darlo totalmente por controlado".

El Gobierno Regional rebajó de 1 a 0 el nivel del Infoma (Plan de Protección Civil contra incendios forestales en la Comunidad de Madrid), ya que no existía riesgo ni para la población ni para las masas forestales.

Han intervenido en los trabajos de extinción medio centenar de dotaciones terrestres y aéreas de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha, así como del Ayuntamiento de Fuenlabrada (Madrid), aunque hoy el dispositivo se había reducido a trece dotaciones de la Comunidad de Madrid y brigadas forestales que han efectuado labores de vigilancia activa para asegurar el perímetro y sofocar pequeños focos.

El incendio, que se originó en torno a las cuatro de la tarde del domingo, se dividió en tres sectores: el urbano y el norte, respecto a la carretera M-404, y el sur.

La zona más afectada por las llamas ha sido la entrada al municipio, donde el fuego ha destruido el edificio del antiguo secadero y ha alcanzado al cementerio y a un colegio.

También se ha visto dañada la cubierta de la iglesia de la localidad.

El castillo de Batres se ha salvado de las llamas y no ha sufrido daños en su interior.

El incendio, que causó una intoxicación leve por inhalación de humo a un vecino, obligó a desalojar de sus viviendas a varios cientos de vecinos que ya han vuelto a sus hogares, carbonizó varios vehículos y decenas de gallinas y un perro murieron por las llamas.