La confirmación entre los grandes frente a la ilusión por el retorno

La confirmación entre los grandes frente a la ilusión por el retorno

Sevilla/Madrid, 14 ago.- Sevilla y Rayo estrenan la temporada con un partido en el Sánchez Pizjuán, al que vuelve el público tras cerca de año y medio y en el que los locales esperan mantener las sensaciones de la pasada campaña, en la que estuvieron incluso con algunas opciones de luchar por el título, y los visitantes no dejarse intimidar en el retorno a la máxima categoría.

Julen Lopetegui, en el tercer curso al frente del Sevilla, tras lograr en los anteriores clasificarse para la Liga de Campeones y el título de campeón de la Liga Europa, tiene planteado para este inicio varios problemas, uno el de que a su plantilla le quedan aún muchos retoques entre llegadas y salidas y otro un brote de coronavirus que ha trastocado mucho la última semana.

El 6 de agosto, el Sevilla suspendió el viaje que tenía programado a Inglaterra, donde al día siguiente se medía al Aston Villa en el último partido de preparación, pero "por motivos relacionados con la COVID-19" no se pudo disputar, según un comunicado.

La plantilla ha trabajado desde entonces a puerta cerrada y poco ha trascendido de los jugadores afectados por la pandemia o de otros que estén con diversas mermas físicas, con lo que la primera alineación para el torneo liguero es una gran incógnita.

Las contrataciones hasta ahora en el club andaluz han sido tres, la de lateral derecho argentino Gonzalo Montiel, procedente del River Plate; su compatriota Erik Lamela, mediapunta procedente del Tottenham inglés; y el portero serbio Marko Dmitrovic, que viene del Éibar; a los que se podría unir en las próximas horas el lateral izquierdo sueco Ludwig Augustinsson, procedente del Werder Bremen alemán.

De ellos, solo estaría disponible para este partido el meta serbio, aunque es posible que siga como titular el marroquí Yassine Bono, que fue el que ocupó con acierto la portería la pasada campaña, mientras que los dos centrales indiscutibles en la anterior temporada, el francés Jules Koundé y el brasileño Diego Carlos, son otras de las incógnitas.

Koundé podría salir del club en los próximos días si se concreta una oferta interesante por él, mientras que Diego Carlos llegó esta misma semana después pues de proclamarse campeón olímpico en Tokio 2020 con la selección de su país.

El equipo madrileño afronta el partido tras completar una buena pretemporada con varios refuerzos aún pendientes para completar la plantilla y, además, en posiciones sensibles como el centro de la zaga y la delantera.

De hecho, la duda del central montenegrino Esteban Saveljich, que se recupera de un esguince de tobillo en su pie izquierdo supone un contratiempo importante para Andoni Iraola, que se queda solo con Alejandro Catena como único efectivo para esa demarcación. Si finalmente no juega tendrá que reconvertir a Santi Comesaña u Oscar Valentín, que son centrocampistas, para jugar en el eje de la zaga.

En la punta de ataque, con el franco-marroquí Yacine Qasmi como único delantero centro puro, el técnico vasco también espera refuerzos. Aún así la presencia en el once de Qasmi no es segura porque el internacional sub-21 Andrés Martín e incluso el mediapunta argentino Oscar Trejo son variantes a tener en cuenta.

El que no estará seguro es el centrocampista José Ángel Pozo, lesionado, y la duda reside en el mediocentro francés Randy Nteka, que sufrió un esguince de tobillo durante la pretemporada del que trata de recuperarse a contrarreloj.

- Alineaciones probables:

Sevilla: Bono; Jesús Navas, Diego Carlos, Rekik, Acuña; Fernando, Rakitic, Joan Jordán: Suso, Ocampos; y En-Nesyri.

Rayo Vallecano: Zidane; Balliu, Catena, Valentín, Fran García; Isi Palazón, Comesaña, Ciss, Álvaro; Trejo; Qasmi.

Árbitro: Isidro Díaz de Mera Escuderos (Comité Castellano-Manchego).

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán.

Hora: 22.15 (20.15 GMT).

----------------------------

La clave: El Sevilla tiene aún la plantilla en formación y debe aislarse de ello para que los que juegan muestren que tienen sitio en el equipo. El Rayo vuelve a la máxima categoría y su intención es no dejarse arrugar por un rival que en los últimos años siempre ha estado en la zona alta de la tabla.

El dato: El Rayo Vallecano ha perdido veintitrés de los veintiséis partidos oficiales que ha jugado en el campo del Sevilla, donde sólo ha podido sumar dos empates y una victoria.

Las frases:

- Lopetegui (entrenador del Sevilla) centra la "energía" en el Rayo porque "el resto es secundario".

- Iraola (entrenador del Rayo): "No me gustaría que nos sobrepasara el escenario frente al Sevilla"

El entorno: Tras cerca de un año y medio sin público en el Sánchez Pizjuán, los aficionados vuelven a las gradas con estrictas medidas sanitarias. Está autorizada la ocupación del 40% de aforo y cerca de 16.000 sevillistas se han inscrito para asistir al partido.