Las Vistillas acogen una fiesta de La Paloma marcadas por el virus y el calor

Las Vistillas acogen una fiesta de La Paloma marcadas por el virus y el calor

Sin procesión ni barras en las calles por segundo año consecutivo por los rigores de la pandemia, pero con mucho calor, todo está listo para que Madrid celebre este fin de semana las fiestas de la Virgen de la Paloma con actividades en Las Vistillas y la misa solemne, solo para invitados, y la bajada de la imagen de la virgen a manos de los bomberos.

El concejal del distrito de Centro, José Fernández, ha comprobado esta mañana en Las Vistillas la organización de las actividades previstas para hoy y mañana, cuando la conmemoración de La Paloma pone punto final a seis días de celebraciones por San Cayetano, San Lorenzo y la Paloma.

Todas las celebraciones tienen control de aforo y para participar en ellas se requiere inscripción previa.

“Gracias a la responsabilidad ciudadana y a la coordinación de todos los servicios municipales, estamos pudiendo disfrutar de unas fiestas que encierran el alma de esta ciudad”, ha dicho Fernández antes de asistir al concierto familiar 'Historia del cine', un paseo por las películas más famosas de la historia a través de sus bandas sonoras, que ha abierto el programa de la jornada de hoy.

La música, precisamente, va a reinar este fin de semana en Las Vistillas. Tras el concierto de la mañana, volverá en la tarde-noche, primero, a las 20.30, con Mari Pepa de Chamberí y su espectáculo '¡Viva la Paloma!'.

El cierre lo pondrá Nuria Fergó, a las 22.15, cantante que saltó a la fama en la primera edición de 'Operación Triunfo' y que atesora ya tres discos de Platino y uno de Oro.

Mañana, domingo, antes de la misa que tendrá lugar a las 13.00, magia para grandes y pequeños con el 'Gran Majo', un espectáculo trepidante en el que los efectos de magia más grandes se unen a la comedia más descabellada.

Y de nuevo, la música reinará en la tarde-noche, primero con los sones castizos de la Agrupación de Madrileños y Amigos de los Castizos (20.15), y finalmente con el sonido de La Guardia (22.15), la banda granadina nacida en los 80.

La Salve a la Virgen, a cargo de Mari Pepa de Chamberí, cerrará la programación de las fiestas de este año.

Dispositivo especial de seguridad

Para velar por la seguridad de estas fiestas, continúa en marcha el dispositivo especial que la Policía Municipal inició el pasado 6 de agosto con el pregón que abrió las conmemoraciones. 

Un dispositivo que se complementa con la activación, por parte de Madrid salud, del programa ‘Acción Botellón’ para hoy sábado.

“Hemos trabajado de forma coordinada entre la junta municipal y el Área de Portavoz, Seguridad y Emergencias para conseguir que estas conmemoraciones tan tradicionales discurran con la mayor normalidad posible, pero cumpliendo estrictamente las medidas sanitarias y de seguridad”, ha explicado Fernández.

Los agentes, a lo largo de estos días, han puesto especial hincapié en evitar las aglomeraciones y velar por el cumplimiento del respeto a las distancias de seguridad, el uso de mascarilla y evitar el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública.

La Policía Municipal ha reforzado durante las celebraciones su servicio ordinario con otros 70 agentes cada día, en turnos de mañana, tarde y noche, que han contado también con la colaboración y el refuerzo de los drones de la Sección de Apoyo Aéreo, de los perros de la Sección Canina y de las caballerías de la Unidad del Escuadrón.

‘Acción Botellón’

Por su parte Madrid Salud, organismo autónomo dependiente del Área de Seguridad y Emergencias, ha activado para la tarde-noche de hoy sábado el programa ‘Acción Botellón’, una intervención socioeducativa con los jóvenes que puedan reunirse, aprovechando la celebración, para hacer botellones en el entorno de las fiestas.

Estas intervenciones se dirigen a adolescentes y jóvenes que durante su tiempo libre se reúnen en espacios abiertos (parques, pistas deportivas elementales, solares, etc.) de la ciudad para, mediante actuaciones informativas y socioeducativas, tratar de orientarles hacia el ‘no consumo’ y motivarles hacia un modelo de ocio en el que no es necesario el uso de alcohol y otras drogas para divertirse.

Cuatro profesionales, debidamente identificados como miembros del equipo de este proyecto, recorrerán a pie las zonas más emblemáticas y susceptibles de la celebración de estas concentraciones, como son las plazas de Las Vistillas, la Paja y de la Cebada, así como la carrera de San Francisco, la Puerta de Moros, la calle de Toledo y las vías del entorno de la parroquia de la Virgen de la Paloma.