Kondogbia o De Paul en Balaídos

Kondogbia o De Paul en Balaídos

Majadahonda (Madrid), 13 ago.- A dos días de entrar en juego en LaLiga, la incógnita del once de Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, para Balaídos está en el centro del campo, entre Geoffrey Kondogbia y Rodrigo De Paul, las dos opciones para completar esa línea de tres con Koke Resurrección y Thomas Lemar.

En el último amistoso, en Rotterdam contra el Feyenoord, un ensayo general en muchas de las posiciones para el inicio del campeonato contra el Celta, el técnico apostó por De Paul, pero en la vuelta a los entrenamientos probó con Kondogbia, hasta este viernes, cuando incluyó la alternativa del fichaje argentino.

Entre los dos se mueve la duda de la alineación inicial, ultimada ya en apariencia en el resto de nombres, más allá de las variaciones posicionales que siempre maneja Simeone y de las circunstancias, como la incorporación hace diez días a la pretemporada del goleador Luis Suárez o Kieran Trippier, que los deja fuera de la titularidad en Vigo, al igual que a Renan Lodi, aunque el lateral brasileño no es tan habitual como ellos en el once tipo del entrenador argentino.

El actual campeón no ha cambiado apenas nada en su estructura para la nueva temporada. De hecho, sólo el condicionante de que Luis Suárez y Trippier están aún en el proceso de ponerse a punto y la elección entre Kondogbia o De Paul varían el equipo tipo con el que contó el técnico en muchos de los partidos de la pasada campaña.

En él, en la puesta en escena en Vigo, que marca también el inicio de la defensa del título del Atlético, repetirá casi todo el núcleo, con Jan Oblak en la portería, en la que es el indiscutible tanto en la Liga como en la Liga de Campeones, y con los tres centrales que más jugaron la pasada Liga: Stefan Savic, José María Giménez y Mario Hermoso, de derecha a izquierda dentro del 5-3-2.

En los carriles se prevé a Yannick Carrasco, por la derecha (también puede jugar ahí Marcos Llorente en Vigo y Carrasco subir a la delantera), porque no está Trippier, cuando habitualmente el belga se desenvuelve por la izquierda en el esquema de Simeone, y Saúl Ñíguez, por el lado zurdo, una posición en la que ya ha jugado el pasado ejercicio y en esta pretemporada, que, por sus cualidades, también le viene bien, mientras sigue latente una posible salida.

Simeone no moverá el sistema sobre el que más acondicionó a su equipo en el recorrido hacia la Liga la pasada campaña, en el que ya está listo Stefan Savic. Restablecido de una lesión miofascial que lo apartó de los tres últimos amistosos de la pretemporada, el central montenegrino es un fijo en la retaguardia, el mejor de todos en esa demarcación durante su imponente camino del anterior curso.

Tanto Giménez como Hermoso también componen la defensa tipo del técnico, más allá de la lesión actual de Felipe Monteiro, una de las cuatro bajas que se prevén para la primera jornada en Vigo.

Las otras tres son Héctor Herrera, probablemente, porque no se ha entrenado tampoco este viernes por una sobrecarga; Marcos Paulo, fichado este verano y que ya ha iniciado su incorporación progresiva al grupo mientras ultima su recuperación de una dolencia muscular; y Joao Félix, que no llegará a tiempo a la primera cita.

Operado el pasado 2 de julio del tobillo derecho que lo mermó por las constantes molestias que sufrió desde diciembre pasado hasta la Eurocopa, las previsiones del club entonces apuntaban a la disponibilidad del atacante portugués para la primera jornada de Liga, aunque finalmente no será así. Ya está dentro de la parte final de su recuperación, pero todavía no se entrena con el grupo.

Sin él, con Luis Suárez aún en la puesta a punto para ser titular -empezará como suplente en Vigo-, con la búsqueda aún de un atacante complementario en el mercado, la solución de Simeone será recurrir de nuevo a Marcos Llorente para el ataque, donde tan buen resultado ha dado siempre, junto a Ángel Correa, crucial la pasada Liga, más aún el tramo final. Otra opción que también manejó este viernes el técnico sería Carrasco como delantero y Llorente a la derecha.