La calle Marqués de Torroja, en Chamartín, amplía sus aceras y mejora su pavimento y mobiliario urbano

La calle Marqués de Torroja, en Chamartín, amplía sus aceras y mejora su pavimento y mobiliario urbano

La delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, ha visitado este miércoles junto a la concejala de Chamartín, Sonia Cea, los trabajos de mejora de la accesibilidad y la movilidad que se están llevando a cabo en la calle Marqués de Torroja y cuya actuación se enmarca en el Plan de Aceras y Accesibilidad 2021-2022.

Las obras, que comenzaron hace dos semanas, se prolongarán durante cuatro meses y cuentan con un presupuesto de 149.000 euros, ha informado el Consistorio en un comunicado. Esta actuación consiste principalmente en la ampliación de sendas aceras, gracias a la cual el peatón dispondrá de 515 m2 más de superficie. También en beneficio de los viandantes, se mejorarán los itinerarios peatonales de forma que todos los recorridos existentes queden adaptados a las condiciones de accesibilidad universal.

Además de las aceras, las calzadas también se renovarán completamente, al igual que los pasos de peatones y la señalización. También se retranquearán las líneas de alumbrado en ambas aceras, así como los semáforos existentes en la intersección con la avenida de Burgos y se reubicará o modificará, según sea necesario, el mobiliario urbano y la red de saneamiento.

La ejecución de estas actuaciones permitirá no solo optimizar la funcionalidad del conjunto, sino eliminar barreras arquitectónicas y aumentar la seguridad y comodidad tanto de peatones como de conductores, especialmente en la acera de los pares en la que se encuentra el acceso de los alumnos al colegio Sagrado Corazón, tal y como ha destacado la delegada de Obras y Equipamientos.

Para mejorar el entorno de la zona escolar, en esta acera del colegio se incluirá una línea de alcorques para la posterior plantación de árboles con el fin de generar sombra en toda la zona. Para incrementar la seguridad en las horas de entrada y salida del centro, está prevista la colocación de una valla de protección de peatones que aumente la protección en las situaciones en las que se producen aglomeraciones.

Además, se creará un paso de peatones elevado junto a la puerta de acceso de alumnos al centro. Todo ello, según García Romero, "para que los chicos estén más protegidos y se reduzca la velocidad de los vehículos cuando se vayan acercando al colegio".