Detenidas seis personas por falsificar tarjetas de protección internacional en Madrid y Alicante

Detenidas seis personas por falsificar tarjetas de protección internacional en Madrid y Alicante

La Policía Nacional ha detenido a seis personas integrantes de una organización criminal que, presuntamente, falsificaba tarjetas de solicitud de protección internacional que distribuía a ciudadanos colombianos previo pago de 300 euros, llegando a hacer con un total de 8575 euros con los documentos que se distribuían en varias provincias.

La organización operaba en España y distribuía los documentos falsos en las provincias de Madrid, Murcia, Alicante, Valencia, Toledo y León. El líder de la organización se hacía pasar por abogado especializado en trámites de extranjería y sus principales miembros se asentaban en las provincias de Madrid y Alicante, realizando funciones de captación, intermediación y facilitación de las tarjetas de solicitante de asilo falsificadas.

Así las cosas, los agentes han identificado a 20 clientes del grupo que utilizaban los documentos de solicitud conscientes de que eran falso, y que entregaban en la propia vía pública o incluso en establecimientos de comida rápida. Por el contrario, algunos de los clientes que adquirieron la tarjeta de solicitante de asilo no sabían que estaba falsificada, por lo que fueron además víctimas del delito de estafa.

Los integrantes del entramado, principalmente de nacionalidad colombiana, aprovechaban la situación de vulnerabilidad en la que se encontraban los extranjeros para obtener beneficios cuantiosos de su actividad ilícita. Su situación irregular en España les impedía poder trabajar, por lo que la actuación de los detenidos demostraba, según ha explicado la Policía, un desprecio hacia este estado de necesidad de los perjudicados.

La distribución de los documentos en España se efectuaba por correo o servicios de paquetería, si bien se pudo comprobar que el líder de la organización se desplazaba alguna vez a Alicante con el fin de entregar personalmente varias de estas peticiones.

En su mayor parte, los pagos para la obtención de estas solicitudes se realizaban a través de aplicaciones de envío de dinero entre particulares o por transferencia bancaria, aunque en ocasiones se hacía en efectivo. También se ha constatado la utilización de un permiso de residencia falsificado con el fin de abrir una de las cuentas empleadas por la organización para recibir los cobros por sus servicios.

Las seis personas detenidas están acusadas de presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, falsedad documental y estafa. Cuatro de ellos fueron detenidos en Pozuelo del Rey en Madrid y dos en la localidad de Alcoy en Alicante.

Además, se han realizado dos diligencias de entrada y registro en la capital de Madrid y en Pozuelo del Rey en la provincia de Madrid. Se han intervenido 8255 euros en efectivo, un arma de fuego simulada, un permiso de residencia falsificado, seis teléfonos móviles, una impresora y diversa documentación relacionada con la investigación.