La Policía Local de Fuenlabrada intensificará los controles de alcoholemia y drogas a conductores a partir del 2 de agosto

La Policía Local de Fuenlabrada intensificará los controles de alcoholemia y drogas a conductores a partir del 2 de agosto

La Policía Local de Fuenlabrada se ha sumado a la campaña de control de alcoholemia y otras drogas programada por la Dirección General de tráfico (DGT), con el fin de evitar accidentes y concienciar a los conductores sobre la importancia de abstenerse de consumir bebidas alcohólicas así como otro sustancias estupefacientes.

De esta forma, el cuerpo local de Policía ha activado desde el 2 de agosto y hasta el día 8 un protocolo en el que intensificará la vigilancia que habitualmente realiza, además de programar una serie de controles preventivos de alcoholemia y drogas en muchas vías de la localidad.

Estas pruebas se realizarán durante el día y la noche y estarán dirigidas a conductores de cualquier edad o sector profesional, ha informado el Consistorio del municipio.

Por su parte, la concejal responsable de Seguridad y Tráfico del Consistorio, Raquel Carvajal, ha explicado que el objetivo de estas medidas es comprobar el cumplimiento de las normas. La edil también ha recordado la importancia de realizar esta campaña en zonas urbanas, porque "además de todos los riesgos que conlleva conducir bajos los efectos del alcohol, hay que sumar que se trata de espacios utilizados por los peatones en calzadas, aceras, carriles-bici o áreas compartidas, y pueden llegar a ser víctimas de los accidentes".

En esta línea, los datos hechos públicos por el Observatorio Europeo para la Seguridad Vial muestran que el alcohol o las drogas están presentes en un 25% de las muertes en carretera y esta presencia además multiplica los riesgos de ser víctima de alguna colisión u atropello.

Por otro lado, la denuncia por circular con una tasa de alcoholemia superior a la permitida conlleva una sanción de 1.000 euros y la retirada de entre 4 y 6 puntos del permiso de conducir. En el caso de drogas, la sanción máxima podría ser de 1.000 euros y la retirada de 6 puntos. Si la tasa de alcohol es superior a 0,60 miligramos, se imputaría responsabilidad penal en los juzgados.