Vacunación, recuperación y demografía centrarán la Conferencia de Presidentes

Vacunación, recuperación y demografía centrarán la Conferencia de Presidentes

Madrid, 30 jul.- La campaña de vacunación, los efectos del coronavirus, la gestión de los fondos de recuperación y la estrategia nacional frente al reto demográfico protagonizarán la XXIV Conferencia de Presidentes, a la que asistirá este viernes en Salamanca la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

La cita estará marcada por la ausencia del presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, quien, a pesar de la invitación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha explicado que su intención es mantener una interlocución bilateral con el Ejecutivo central.

Por su parte, la presidenta madrileña había amenazado con no ir más a estas reuniones de presidentes autonómicos tras acusar al Ejecutivo de incumplir el reglamento de la Conferencia de Presidentes.

Según Díaz Ayuso, cuando el expresidente Mariano Rajoy convocaba estas reuniones, se informaba con los 20 días de antelación que el reglamento exige, se comunicaban los temas del orden del día y se debatían previamente las posturas de los diferentes gobiernos.

Por ello, Ayuso ha advertido que en esta ocasión sí acudirá pero, mientras Pedro Sánchez las organice sin programarlas con tiempo y "no se traten de acuerdo al reglamento", con un orden del día, con 20 días de preaviso, la Comunidad de Madrid "no va a seguir asistiendo".

En esta reunión, Madrid espera del Gobierno de España "información, transparencia y verdadera cooperación" con las comunidades a la hora de gestionar los fondos europeos para la recuperación, ya que, según ha criticado Díaz Ayuso recientemente en público, ni siquiera sabe "cómo ni cuándo presentar los proyectos".

El Gobierno de la Comunidad de Madrid tratará de esclarecer las cuestiones que afectan a los fondos, porque tampoco conocen "qué figura jurídica los regulará".

Hasta ahora, a juicio de fuentes del Ejecutivo madrileño, lo que hay es "opacidad" acerca de la gestión y arbitrariedad a la hora de distribuir los fondos, en función de si se trata o no de regiones gobernadas por los socialistas o sus socios.

En este sentido, desde el Gobierno de Díaz Ayuso subrayan que Madrid va a recibir 1.284 millones de euros, 422 millones menos que Cataluña, aunque aporta más al producto interior bruto (PIB) nacional.