Adriana Cerezo, la benjamina del equipo, primera medallista española en Tokio

Adriana Cerezo, la benjamina del equipo, primera medallista española en Tokio

Una taekwondista de 17 años, Adriana Cerezo Iglesias, la más joven del equipo olímpico en Tokio, metió a España en el medallero con su presea de plata en la categoría de hasta 49 kilos de la disciplina, al día siguiente de la ceremonia inaugural.

Actuando sin complejos ante una figura consagrada, la madrileña se quedó a un solo punto (11-10) de la medalla de oro, que fue para la actual número uno del mundo y bronce en Río 2016, la tailandesa Panipak Wongpattanakit.

La adolescente de Alcalá de Henares ya es campeona de Europa, y aquí en Tokio se ha plantado en la final después de vencer, por el camino, a toda una leyenda como la china Jingyu Wu.

La jornada olímpica sabatina ofreció el debut en la piscina de Mireia Belmonte, la actual campeona olímpica de 200 mariposa, que se clasificó para la final de 400 estilos con el cuarto mejor tiempo (4:35.88) y aclaró: "No me esperaba estar en la final, ha sido una sorpresa".

Belmonte ya se colgó la medalla de bronce en la prueba larga de estilos en los Juegos de Río.

El gimnasta Ray Zapata disputará, el 1 de agosto, la final olímpica de suelo y con muchas posibilidades de ganar medalla, tras firmar hoy la cuarta mejor nota en la ronda de clasificación.

En Deportes de equipo, España venció en balonmano masculino a Alemania por un raspado 28-27, en hockey empató 1-1 con la campeona olímpica Argentina y en el waterpolo femenino aplastó por 29-4 a Sudáfrica.

En el club de tenis, victorias de Fernando Carreño, Paula Bedosa y Alejandro Davidovich y derrotas de Roberto Carballés y Pablo Andújar en primera ronda.

Uno de los triunfos más impactantes de la jornada tuvo como protagonista a un ecuatoriano, Richard Carapaz, que en la carrera de fondo derrotó en el circuito de Fuji a dos pesos pesados del ciclismo mundial, el belga Wout Van Aert y el esloveno Tadej Pogacar, reciente ganador del Tour de Francia.

Un podio de lujo para adornar la segunda medalla de oro de Ecuador a lo largo de su historia olímpica. Antes que Carapaz, sólo el atleta Jefferson Pérez se había coronado campeón (Atlanta'96, en 20 km marcha y luego plata en Pekín 2008)

Alejandro Valverde, jefe de filas del equipo español, no estuvo en la pelea por las medallas. El excampeón mundial se quedó en el último ascenso y llegó a meta diez minutos después que el ganador. No hubo un solo español entre los 20 primeros. Gorka Izagirre fue el mejor, en el puesto 23.

El judo español tendrá que seguir esperando para ganar una medalla olímpica que se le resiste desde hace 21 años. La última data de Sidney 2000, donde Isabel Fernández consiguió una de oro en la categoría de 57 kilos.

Dos de las principales bazas españolas en el judo, Fran Garrigós y Julia Figueroa, se despidieron muy pronto del torneo. El madrileño, que llegaba como campeón de Europa y medallista de bronce mundial en la división de hasta 60 kilos, cayó ante el francés Luka Mkheidze, el mismo al que derrotó en la final europea de Lisboa.

No acabaron ahí las desgracias, porque unos minutos después la cordobesa Julia Figueroa, medallista de bronce en los últimos Mundiales, no pudo pasar de los octavos de final. Venció a la turca Gulkader Senturk en su debut y perdió su segundo combate, frente a la israelí Shira Rishony, a la que se había impuesto en cuatro de las cinco ocasiones en que se habían enfrentado.

A título anecdótico, el primer oro de Tokio 2020 se fue para China, gracias a la tiradora Yang Qian, que ganó la final de rifle de aire 10 metros, y se despidió de los Juegos la participante más joven, la siria de 12 años Hend Zaza, que perdió contra una jugadora que le triplicaba en edad, la austríaca Liu Jia, de 39 años.