El juez prorroga seis meses más la investigación del caso Neurona de Podemos

El juez prorroga seis meses más la investigación del caso Neurona de Podemos

El juez Juan José Escalonilla seguirá instruyendo al menos seis meses más el conocido como caso Neurona, donde investiga la contratación de una consultora por parte de Podemos para elaborar material electoral y en el que también figuran como imputados cargos del partido y su cofundador Juan Carlos Monedero.

Las diligencias se abrieron hace ya un año y acumulan varias líneas de investigación. La principal es la relacionada con la contratación por 363.000 euros de la consultora Neurona para las elecciones generales del 28 de abril de 2019.

Con el visto bueno de la Fiscalía y el resto de acusaciones, entre las que se encuentra Vox y una exsenadora del partido, y la oposición de Podemos y de Monedero, el titular del juzgado de instrucción número 42 de Madrid ha acordado prorrogar la instrucción al menos seis meses más.

Lo hace en un reciente auto, al que ha tenido acceso Efe, en el que justifica su decisión en las diligencias de investigación que quedan pendientes y en las que deberá practicar cuando disponga de ellas.

Al margen de la investigación al proyecto Impulsa, recientemente abierta sobre "el destino" que Podemos dio a las donaciones a dicha iniciativa, el juez menciona informes pendientes sobre otras vertientes de la causa.

Uno es el del Equipo de Ciberdelincuencia que procedió al volcado de los vídeos del móvil de una testigo del caso, y también otro de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) sobre el mismo asunto.

Precisamente hace unos días Podemos se basó en uno de los informes emitidos por la UDEF para pedir el archivo de una de las líneas de investigación del procedimiento, la de la supuesta Caja de Solidaridad del partido, sobre el traspaso de fondos a la asociación 404, que la formación entiende perfectamente justificados.

La UDEF también debe entregar un informe relacionado con Juan Carlos Monedero, en el que debe valorar la "realidad de las fechas de los correos electrónicos" que él aportó para acreditar su relación laboral con la empresa mexicana Neurona, para la que desempeñó trabajos de asesoría política. En esta pieza el juez indaga sobre la factura de 26.200 euros que cobró el cofundador de Podemos.

Una vez se presenten todas estas diligencias, señala el juez, "faltaría al menos" una más: un informe pericial sobre el precio de los vídeos y diseños "presuntamente llevados a cabo por trabajadores contratados por Neurona Consulting" en atención, señala, "tanto a su cantidad como a su calidad".