Comienza las obras para renovar los ocho quioscos de flores de Tirso de Molina

Comienza las obras para renovar los ocho quioscos de flores de Tirso de Molina

La Junta Municipal de Centro, con José Fernández a la cabeza, ha comenzado las obras de renovación de los ocho quioscos de flores de la plaza de Tirso de Molina para devolverlos al estado original en el que estaban cuando se inauguraron hace más de una década, al tiempo que se está regularizando la concesión, ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.

Con un presupuesto de 88.000 euros, las obras tienen un plazo de ejecución de cinco meses y se realizarán en dos fases. En cada una de ellas se acondicionarán cuatro quioscos y se trasladará a los floristas a otras tantas casetas provisionales ubicadas en la misma plaza de Tirso de Molina.

La concesión de los quioscos está en la fase final de adjudicación. El concejal de Centro, José Fernández, ha destacado que han trabajado con los comerciantes de los quioscos de flores para que continúen trabajando en sus puestos.

Los ocho quioscos que conforman este mercado de las flores son módulos con idénticas dimensiones, formados por una estructura metálica con revestimiento de chapa y vidrio envuelto en lamas de madera para adaptarlos al entorno arbóreo de la plaza.

Con la remodelación se quiere "dar a los floristas un espacio más apropiado y confortable para su trabajo diario y que su puesto en la plaza siga siendo un lugar de referencia para comprar flores y para el comercio de la zona". Mientras duren estas obras para recuperar su estado inicial, los puestos siguen funcionando de 9 a 21 horas.

La remodelación de los quioscos de flores comprende cuatro líneas de actuación: carpintería exterior, cubierta, acondicionamiento interior e instalaciones.

La carpintería exterior incluye revisión y sustitución de toldos por otros de mayor resistencia al aire, retirada de carteles y limpieza de vidrios exteriores, así como limpieza y reparación de paramentos de chapa y de bastidores de lamas sustituyendo las lamas deterioradas o rotas.

También se limpiarán los canalones y se revisará tanto la instalación de saneamiento y recogida de lluvia en el tejado como el sellado e impermeabilización de cubierta. El acondicionamiento interior consistirá en la sustitución de los vidrios rotos, la limpieza, reparación de los paramentos y pintado.

El Ayuntamiento llevará a cabo una revisión y puesta a punto del motor del sistema de apertura hidráulico del frontal de acceso y de las instalaciones eléctrica, de iluminación y elementos del sistema de prevención de incendios.