López descarta nuevas restricciones en la región

López descarta nuevas restricciones en la región

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, ha asegurado este lunes que la Consejería de Sanidad “no se plantea” nuevas restricciones frente al coronavirus pese a que reconocen un “ligero repunte” en ingresos de pacientes contagiados en los hospitales, pero el nivel en las UCI es “muy bajo, la mitad que el pasado agosto”.

Así se ha manifestado López esta mañana en una entrevista en Onda Madrid, en la que ha argumentado que la región se encuentra en una situación “mucho más óptima que la del año pasado”, a lo que se suma que el proceso de vacunación “cada vez avanza más, a pesar de las dificultades” que implican que “no llegan las vacunas que tienen que llegar, ni en cantidad ni en tipo”.

También ha rechazado que por el momento la Comunidad de Madrid vaya a analizar el uso obligatorio de la mascarilla en espacios exteriores, porque hasta ahora se ha demostrado que los madrileños “son muy responsables” y la utilizan siempre que no pueden mantener la distancia interpersonal o están en sitios cerrados.

En cuanto a la vacunación, ha defendido que la Comunidad almacena algunas dosis porque “tiene la experiencia de anteriores roturas de estocaje”, con un mercado que “no garantiza que van a llegar las vacunas necesarias en cada momento”, de forma que el Gobierno Regional quiere dotarse de las segundas dosis “para cuando se necesitan”.

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior también se ha mostrado seguro de que en el futuro se inocularán las vacunas de AstraZeneca a edades más bajas, mientras que ahora en España no se asignan a menores de 60 años, y se ha atrevido a “apostar a que, con el tiempo, se rebajará la edad”.

Por otro lado, López ha condenado –y se ha mostrado confiado en que la justicia “lo condenará también”- la agresión que sufrió el pasado jueves un sanitario en la estación de Alto del Arenal, de la línea 1 del Metro, cuando supuestamente instó a otro pasajero a ponerse la mascarilla, ante lo que el aludido le respondió con un fuerte golpe que le ha hecho perder la visión de un ojo.