La oposición critica el cierre de citas para las primeras dosis en los centros salud

La oposición critica el cierre de citas para las primeras dosis en los centros salud

Los partidos de la oposición en la Asamblea de Madrid han criticado este jueves la suspensión temporal de las citas para la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 en los centros de salud ante la falta de unidades de Pfizer que alega la Consejería de Sanidad.

Antes del comienzo del último pleno del curso político, los grupos de la izquierda (Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos) han considerado la medida tomada por la Comunidad de Madrid una "vergüenza" y "fruto de una mala gestión", mientras que Vox asegura no entenderla y el PP la defiende.

En declaraciones a los medios, la portavoz de Más Madrid, Mónica García, ha asegurado que el Gobierno Regional "no tiene escasez de vacunas, sino de vergüenza".

"La Comunidad de Madrid tiene un millón de vacunas en la nevera y es una tomadura de pelo hablar de escasez, por lo que no entendemos que las vacunas estén antes en el Corte Inglés que en los centros de salud", ha manifestado García.

En la misma línea se ha pronunciado la portavoz socialista, Hana Jalloul , que ha considerado que "se podría ir mucho más rápido" si se vacunara en los centros de Atención Primaria que -dice- están cerrados o cierran por las tardes.

“Los servicios de urgencia y los centros de la Atención Primaria están cerrados, están cerrando por las tardes, se podría ir mucho más rápido porque hay vacunas y los centros de Atención Primaria están”, ha apuntado.

En este sentido, ha añadido Jalloul que si la gestión fuera buena “la gente no tendría que estar horas bajo el sol” al apuntar que “estos últimos días” se han visto colas en el Hospital Enfermera Isabel Zendal de gente que acudía a vacunarse.

Alejandra Jacinto, portavoz adjunta de Unidas Podemos, ha lamentado también que el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero "tiene más de un millón de vacunas en la nevera".

A su juicio, esta suspensión es fruto de "una mala gestión" porque -ha insistido- Sanidad "tiene más de un millón de dosis que no se han puesto" mientras alega "que no tienen suficientes dosis", por lo que, en su opinión, "los datos no cuadran".

Por su parte, la líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, ha señalado que su formación "no entiende" esta decisión "porque tenemos stock de vacunas" y ha pedido al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso que tome "como una prioridad" el proceso de vacunación.

En cambio, el portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Alfonso Serrano, ha insistido en que no existe "una mala gestión" por parte de la Comunidad de Madrid en la administración de las vacunas, sino que el parón en la citación se debe "a la escasez de esas vacunas", además de que el ritmo de vacunación "no es muy distinto en términos generales.

"Es curioso que se denuncie la mala gestión de la Comunidad de Madrid pero nadie hable de la escasez de esas vacunas. Las explicaciones son claras y son conocidas; lo que me sorprende es que haya gente que trate de tergiversar la realidad", ha reiterado Serrano, quien respalda la estrategia de la Comunidad de Madrid.

El portavoz del PP ha explicado que, desde el principio, la estrategia de Madrid "pasaba por garantizar y guardar parte de esas remesas, para garantizar una segunda dosis", por lo que "las vacunas que tienen guardadas o bien son para esa segunda dosis o bien para colectivos que los propios protocolos del Gobierno de España impiden utilizar".