El rey pide que España no olvide y aprenda de todo lo vivido con la pandemia

El rey pide que España no olvide y aprenda de todo lo vivido con la pandemia

El rey ha pedido este jueves "mantener viva la memoria" de lo que ha supuesto para todos la pandemia del covid y "no permitir el olvido" porque esa memoria "también se ejerce aprendiendo de todo lo vivido", ha asegurado, convencido de que España "jamás" olvidará a quienes se enfrentaron al virus.

También ha afirmado Felipe VI que la pandemia "ha demostrado de un modo irrevocable lo necesaria que es la cooperación en todos los ámbitos de nuestra convivencia y que, frente a desafíos tan graves como este, la unidad es fundamental".

En el discurso que ha pronunciado en el homenaje a las víctimas del coronavirus, celebrado como hace ahora un año en la Plaza de la Armería del Palacio Real, el jefe del Estado, acompañado de la reina Letizia, ha lanzado un mensaje de esperanza por el "impulso" que las vacunas y los nuevos tratamientos suponen para vencer la enfermedad.

El monarca ha ofrecido su "abrazo emocionado" a quienes han perdido a sus familiares o amigos, aunque ha reconocido que "no existen palabras que de verdad consuelen la ausencia de un ser querido", y ha expresado la "gratitud infinita" de la sociedad hacia los profesionales sanitarios que "entregaron lo más preciado que tiene el ser humano, su propia vida".

Momentos antes, y como reconocimiento a todos ellos, ha entregado cuatro grandes cruces de la Orden del Mérito Civil a las familias de cuatro sanitarios fallecidos por el coronavirus: el cirujano Joaquín Díaz Domínguez, el otorrinolaringólogo Jesús Algaba, el auxiliar de enfermería Pablo Riesgo y la ginecóloga Nedialka Veleva.

"Hoy sentimos nuevamente la emoción de estar unidos en memoria de todos los fallecidos", ha proclamado don Felipe al recordar cómo hace un año se rindió tributo por vez primera a los miles de fallecidos, todavía sin disponer de vacunas.

"España jamás olvidará a los ciudadanos que se enfrentaron a esta dura enfermedad. A todos los que fallecieron en soledad. A esa generación de personas mayores que tanto vacío han dejado, a las que tanto debemos -su sabiduría, sus enseñanzas, sus recuerdos- y que nos han hecho ser lo que somos", ha proseguido don Felipe.

El acto se ha dedicado especialmente a los profesionales de la salud que han perecieron combatiendo la pandemia en primera línea tratando de salvar muchas vidas y con cuyo ejemplo, ha recalcado Felipe VI, "ya han dejado una huella indeleble en nuestra historia".

Y a los que siguen en activo, "vacunando día y noche en todos los rincones de nuestro país para que todos podamos estar a salvo cuanto antes", les ha dicho que son "un referente ético y social" y "un motivo de esperanza para todos los ciudadanos".

Ha hecho el rey un llamamiento a las autoridades e instituciones para "mantener viva la memoria de lo sucedido" sin permitir "el olvido" y "aprendiendo de todo", una idea que ha completado al enfatizar que "es tarea de todos seguir cuidándonos y protegiéndonos para poder dejar atrás cuanto antes estos tiempos difíciles".

Y en la cual ha insistido al final del discurso cuando ha señalado que la pandemia "ha marcado un antes y un después en nuestras vidas" y ha demostrado que "la unidad es fundamental".

Porque, y ese ha sido otro mensaje central de su alocución, es preciso mantener una "confianza" basada en los "mejores valores" que han emergido desde que apareció la enfermedad y alentada en los avances científicos y médicos.

De hecho, un año después del homenaje también celebrado en la Plaza de la Armería, el rey ha hecho ver que a todos acompaña "la esperanza" que representan las vacunas y los nuevos tratamientos.