Cibeles prorrogará el convenio de gestión de la Tarjeta Familias hasta finales de 2021

Cibeles prorrogará el convenio de gestión de la Tarjeta Familias hasta finales de 2021

El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, Pepe Aniorte, ha anunciado este partes que el convenio de gestión de la Tarjeta Familias, creada durante la pandemia para la ayuda a familias vulnerables, se prorrogará hasta el 31 de diciembre de 2021, cuando entrará en vigor su nuevo contrato de gestión.

En la comisión del ramo, Aniorte ha explicado que el convenio para la gestión de las tarjetas, suscrito con una entidad bancaria cuando se pusieron en marcha, iba a finalizar el 1 de agosto, y se prorrogará para que haya una continuidad con el contrato que blindará el servicio en 2022.

En dicho contrato, ha recordado, se incluye la digitalización de la Tarjeta, de modo que pueda recibirse en soporte digital y se puedan escanear y enviar desde el móvil los justificantes del gasto.

El contrato estará dotado de un gasto plurianual de 657.000 euros destinados a la emisión, carga y distribución de la Tarjeta Familias.

Esta tarjeta, que va de los 125 a los 630 euros mensuales en función del tamaño de la familia, permite que los madrileños con necesidades económicas adquieran en los establecimientos que deseen productos de higiene y alimentación básicos con una tarjeta estéticamente análoga a una de crédito ordinaria.

La ayuda se puso en marcha en septiembre de 2020 y su vigencia estaba prevista hasta el 31 de marzo de 2021, pero se convertirá en una prestación permanente una vez se apruebe la reforma de la ordenanza de servicios sociales este año.

Aniorte ha subrayado que ya hay "más de 7.000 tarjetas" en manos de las familias, y considera que la iniciativa ha sido "un éxito", al haber transformado "la manera de poder dar ayudas" y abrir camino a "una nueva forma de gestionar y facilitar".

El delegado ha dado estas explicaciones en respuesta a una pregunta de la edil socialista Emilia Martínez. quien ha cuestionado la externalización del futuro contrato, al entender que podría haberse hecho cargo "con coste cero" el organismo autónomo Informática del Ayuntamiento de Madrid (IAM).