Las autonomías aceleran su blindaje y la detección de casos ante la ola joven

Las autonomías aceleran su blindaje y la detección de casos ante la ola joven

Las comunidades siguen activando sus armas para frenar el aumento de casos de coronavirus con más rastreadores, endureciendo los horarios del ocio nocturno y recordando a la población la importancia de cumplir con las medidas de protección como las mascarillas, en esta quinta ola que puede ensombrecer el turismo.

Con las herramientas de las que disponen, después de que el Ministerio de Sanidad descartara ayer tomar nuevas medidas comunes adicionales a las ya existentes, las autonomías siguen en su marcha atrás en la desescalada.

Así, Castilla y León ha impuesto el cierre del ocio nocturno a las dos de la madrugada como "medida quirúrgica" ante el virus, además, el aforo de sus discotecas y salas de baile pasará a ser de un tercio, mientras que las pistas de baile seguirán cerradas.

La Comunidad Valenciana ha anunciado que limitará a partir del sábado el ocio nocturno y solo podrá abrir en las condiciones de los bares y cafeterías, que adelantan media hora su cierre, de la 1.00 a las 00.30 horas. Además, perseguirá como falta grave los botellones.

Asimismo, ha limitado de nuevo las reuniones a un máximo de diez personas, tanto en el ámbito público como en el privado, y va a pedir autorización al Tribunal Superior de Justicia para limitar la movilidad nocturna de 1 a 6 de la madrugada en los municipios con mayor incidencia.

Por su parte, Asturias revisará la regulación de espacios interiores y de ocio nocturno, entre otros puntos, si no hay una evolución favorable de la pandemia y ha mantenido que las medidas restrictivas que se adopten "deben ser proporcionales" a la situación que se dé en cada momento.

Y después de que el Ministerio de Sanidad ofreciera a las comunidades trasteadores militares, Cantabria ha solicitado otros 20 para reforzar su equipo de cribado y se suman a los otros 20 que ya había reclamado.

En Extremadura, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad intensificarán en los próximos días la vigilancia en Plasencia, Cáceres y Badajoz, por tratarse de los núcleos urbanos con mayor incidencia acumulada por covid, así como en las zonas de ocio nocturno de la región, especialmente los fines de semana.

Desde Cataluña, su presidente, Pere Aragonés, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad ciudadana para seguir usando la mascarilla cuando sea necesario y ha pedido a los casos positivos y contactos estrechos que respeten las cuarentenas.

Esta comunidad ha establecido nuevas medidas para descargar la atención primaria como el no hacer test a los contactos estrechos de un positivo, estén o no vacunados, a no ser que tengan síntomas, y se les requerirá cuarentena.

Y el Ayuntamiento de Barcelona va a reforzar la vigilancia y el control del espacio público en distintos "puntos críticos de la ciudad" donde se reinen el fin de semana gran numero de personas `para evitar que se produzcan aglomeraciones.

El presidente de Murcia, Fernando López Miras, por su parte, ha considerado que el Ejecutivo de Sánchez hace una dejación de funciones en la gestión nacional de la pandemia y por ello ha anunciado que "tomará decisiones y asumirá responsabilidades como lleva haciendo desde hace 16 meses".

Por la situación de la pandemia, Francia ha desaconsejado a sus ciudadanos ir de vacaciones a España y Portugal porque considera que han sido imprudentes en la desescalada y eso ha causado la explosión de positivos que están sufriendo ambos países.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ya ha pedido que no se "estigmatice" a España por el incremento de positivos porque es un destino aseguro y la subida es general en todo el mundo.

Así, el Gobierno se mantiene en el objetivo de que este año lleguen a España unos 40 millones de turistas extranjeros y Maroto confía en el certificado digital, en vigor desde el pasado 1 de julio en toda la UE.

En este sentido, el vicepresidente de Andalucía y consejero de Turismo, Juan Marín, ha pedido al Ejecutivo que aclare a Francia que no toda España está en la misma situación sanitaria y ha destacado que la "diplomacia puede hacer mucho".

Y esta jornada, Inglaterra ha decidido levantar la cuarentena para los vacunados que lleguen desde España pero mantiene la exigencia de realizar un test antes de viajar a ese país y de una PCR en los primeros dos días de haber llegado.