El Gobierno y el sector piden que no se "estigmatice" a España, un país seguro

El Gobierno y el sector piden que no se "estigmatice" a España, un país seguro

El Gobierno y el sector del turismo han pedido este miércoles que no se estigmatice a España por el aumento de casos de coronavirus, sobre todo entre jóvenes, porque ese crecimiento se esta produciendo en muchos otros países y defienden que éste es un país seguro, con más de 20 millones de personas vacunadas.

El día ha deparado buenas y malas noticias: por un lado el Gobierno francés ha "recomendado" a sus nacionales evitar España y Portugal para sus vacaciones pero no descarta introducir restricciones, y, por otro, el Reino Unido ha levantado la obligatoriedad de hacer cuarentena a la vuelta al país a partir del 19 de julio a quienes ya hayan recibido la pauta completa de vacunación.

En España, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha defendido que el aumento de la incidencia acumulada no es, en este caso, el dato fundamental para el análisis, porque hay que tener en cuenta también otros como la presión hospitalaria, que "no es un problema", por lo que cree que no se debe estigmatizar a España.

En el mismo sentido se ha pronunciado la alianza turística Exceltur, que, en declaraciones a Efe, entiende que dado que el principal canal de transmisión en este momento son los jóvenes, con carácter general desarrollan y pasan la enfermedad con síntomas leves y no precisan de atención hospitalaria.

Reyes Maroto ha insistido en el foro 'DigitalES Summit 2021', organizado por la patronal DigitalES, en que el aumento de los contagios se esta produciendo en todo el mundo, en Portugal, en el Reino Unido y en toda la Unión Europea.

Ha pedido "prudencia" a los jóvenes y ha asegurado que España es un destino seguro, por lo que, pese a los contratiempos, el Gobierno mantiene que es posible cerrar este año con 40 millones de turistas extranjeros, menos de la mitad de los que vinieron en 2019.

Para ello, confía en el certificado digital que está en vigor desde el 1 de julio en toda la Unión Europea y permite viajar con libertad entre países dado que demuestra que el titular ha recibido la pauta completa de la vacuna, ha pasado la enfermedad o aporta un PCR negativo.

Exceltur defiende que la preocupación que muestran países y medios de comunicación extranjeros -Le Monde y Financial Times- se basa en indicadores "que hoy no son los más relevantes", por lo que ha pedido que se desarrollen gestiones diplomáticas "al más alto nivel" para que entiendan la realidad española.

Exceltur no descarta que tras estos mensajes "catastrofistas" que no se corresponden con la situación clínica de España pueda haber una intencionalidad de disuadir a los nacionales de que viajen al exterior, para que así pasen sus vacaciones, y gasten, en el propio país.

Pese a ello, urge que se controle "el desmadre de los botellones y las fiestas ilegales en pisos turísticos.

El presidente de la Confederación Española de hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Jorge Marichal, ha instado a que se acelere "todavía más" la vacunación y se intensifique la presión de las fuerzas y cuerpos de seguridad para contener los botellones y fiestas ilegales.

Ha coincidido en que pese al aumento de casos, hay un elevado porcentaje de población ya vacunado y la presión asistencial en las UCI no es comparable a la del inicio de la pandemia.

El presidente de la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (FETAVE), César Gutiérrez, entiende que las de Francia "no son buenas noticias" porque incitan a sus ciudadanos a quedarse en el país aunque de momento no manejan datos de cancelaciones.

Meliá afirma que, por ahora, las reservas siguen su tendencia ascendente, aunque después del fuerte tirón de los primeros días tras la apertura del Reino Unido (cuando colocó Baleares en semáforo verde) se habrían ido ralentizando y empiezan a recibir reservas de británicos para otros destinos de España, coincidiendo con la apertura decidida este miércoles.

Por su parte, Paradores prevé ocupaciones récord en esta temporada de verano si la evolución de la pandemia no obliga a tomar nuevas medidas restrictivas: las reservas para julio y agosto se sitúan por encima del 65 %, ocho puntos más que en estas mismas fechas de 2019, cuando consiguió sus mejores marcas.

El operador turístico belga Summer Bash ha anunciado este jueves que repatriará a los 350 clientes que tiene en España y anulará sus viajes a ese país tras haber detectado 15 positivos en tres grupos de 271 jóvenes en la Costa Brava y haber constatado que podría haber más infecciones en otros viajeros.

Francia es, desde el inicio de la pandemia, el principal emisor de turistas a España, con 3,87 millones en 2020, lejos de los 11,15 millones de 2019, antes del coronavirus. Entre enero y mayo de este año [últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadñistica (INE)], vinieron casi 750.000 franceses.

Por contra el Reino Unido -el tradicional primer emisor- envió en 2019 más de 18 millones de británicos, pero en 2020 apenas se contabilizaron 3,17 millones y en los cinco primeros meses de 2021 pasó a ocupar la octava posición, con poco más de 130.000.

La facilidad para llegar desde Francia en coche y las menores restricciones respecto a Reino Unido explican esta primera posición, aunque la caída en la llegada de franceses en 2020 fue de 65 % y hasta mayo pasado, del 44,9 %.

Las entradas de británicos se sitúan por encima del 80 % en 2020 sobre 2019 y superan el 90 % en enero-mayo sobre el mismo periodo del año anterior.