La Comunidad crea una comisión para impulsar un plan de apoyo a la natalidad

La Comunidad crea una comisión para impulsar un plan de apoyo a la natalidad

La Comunidad de Madrid pondrá en marcha una Comisión Interdepartamental con el objetivo de elaborar una Estrategia de apoyo a la natalidad, protección de la maternidad y la conciliación de la vida familiar, laboral y personal.

Lo ha anunciado este miércoles el consejero de Educación, Universidades, Ciencia y portavoz de la Comunidad, Enrique Ossorio, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Gabinete.

Los trabajos de la Comisión, que quedará adscrita a la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior y estará formada por representantes de todas las consejerías, se prolongarán durante un año y no supondrán un aumento del gasto para la Comunidad.

El grupo de trabajo de la Comisión Interdepartamental estará presidido por el viceconsejero de Presidencia, Miguel Ángel García Martin, y la vicepresidencia recae en el viceconsejero de Familia, Juventud y Política Sociales, Luís Martínez-Sicluna.

Asimismo, formarán parte de la Comisión en calidad de vocales el resto de los viceconsejeros del Gobierno autonómico.

Este foro podrá contar también con la participación de expertos y se reunirá por iniciativa del presidente o a propuesta de al menos un tercio de sus vocales.

Una vez elaborada, la Estrategia se elevará al Consejo de Gobierno para su aprobación.

Ossorio ha recordado que, en el debate de investidura, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció un plan de apoyo a la natalidad, con una nueva ayuda para fomentar la natalidad, por un importe de 14.500 euros por hijo, dirigida a mujeres embarazadas menores de 30 años.

Será un abono mensual de 500 euros que recibirán desde el quinto mes de embarazo y hasta que su hijo cumpla los dos años.

La percepción de este ingreso será compatible con el desempeño de una actividad laboral remunerada por parte de las beneficiarias.

Podrán beneficiarse de esta ayuda todas las mujeres menores de 30 años de la región que, en el momento de su embarazo, lleven al menos diez años empadronadas en la región y cuyos ingresos no superen los 30.000 euros anuales.

El Gobierno estima que anualmente podrán optar a esta ayuda entre 12.000 y 14.000 mujeres y que supondrá una inversión cercana a los 250 millones de euros en cada ejercicio.

El plan de apoyo a la maternidad incluye otras medidas como dar prioridad a las mujeres embarazadas de hasta 35 años en la presentación de solicitudes de alquiler de vivienda dentro del Plan Vive.

Además, todas las madres de la región que estén en desempleo, independientemente de su edad, podrán participar en bolsas de trabajo específicas adaptadas a sus necesidades y en planes de formación con soporte educativo en caso de que quieran completar sus estudios.