La Policía Municipal tiene 150 pistolas táser y tendrá 300 a final de año

La Policía Municipal tiene 150 pistolas táser y tendrá 300 a final de año

La Policía Municipal de Madrid cuenta actualmente con 150 pistolas táser y tendrá 300 a final del año, cuando habrá previsiblemente 350 agentes habilitados para usarlas, ha informado este lunes la concejala delegada de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento, Inmaculada Sanz.

"Hemos dado un salto de calidad en la compra de estos dispositivos para mejorar las capacidades de los agentes, que se vean en menos riesgos siempre para poder actuar con proporcionalidad en situaciones de violencia, preferibles este tipo de dispositivos a un arma de fuego, como ha habido que usar en algunas ocasiones. Nos ponemos así a la vanguardia en medios y formación", ha destacado Sanz tras la inauguración esta mañana de un máster internacional de instrucción de formadores en la operativa, gestión y aplicación del uso de los DEC (popularmente conocidos como táser), en el que se dan cita una treintena de agentes de cuerpos policiales tanto nacionales como internacionales.

"La Policía Municipal de Madrid es ahora mismo, sin duda, uno de los cuerpos de referencia a nivel europeo en la utilización de los dispositivos electrónicos de control. Contamos con unos 350 agentes certificados como operadores y usuarios, tras formarse para ello, y para el segundo semestre hay previstos 12 nuevos cursos, con lo que los agentes certificados a final de año superarán los 500", ha informado.

A mediados del pasado mes de diciembre, el Área de Portavoz, Seguridad y Emergencias inició el reparto de los primeros 150 táser entre las distintas unidades de la Policía Municipal (22 Unidades Integrales de Distrito y algunas unidades específicas más).

El objetivo, ha explicado, es "dotar al Cuerpo de los mejores medios, debido a las continuas intervenciones en las que los agentes se ven inmersos, algunas de ellas críticas, y en las que deben intervenir usando medios proporcionados y garantistas para la seguridad de todos, pudiendo abordar así situaciones operativas en las que se debe hacer uso de la fuerza sin emplear armas de fuego y con una alternativa moderada (un sistema técnico incapacitante)".

FORMACIÓN PREVIA, CRITERIOS DE PROPORCIONALIDAD Y OTROS REQUISITOS

Estas actuaciones, además, se llevarían a cabo bajo los habituales principios policiales de proporcionalidad, congruencia y oportunidad, y tras un periodo de formación y una capacitación específica de los agentes. En caso de tener que hacer uso de los DEC, además, se lleva a cabo con las máximas garantías, dado que cuando se activan comienza a grabarse la actuación gracias a una cámara instalada en el chaleco que portan los policías, para garantizar siempre el correcto uso del dispositivo.

Hasta el momento, los policías municipales de Madrid no han precisado de su utilización, aunque su propia presencia y activación (9 veces) se ha demostrado efectiva y ha bastado para solventar las intervenciones, ayudando a abortar diversos incidentes delictivos.

CURSO CELEBRADO EN EL CIFSE

En la inauguración, Sanz ha estado acompañada por el coordinador general de Seguridad y Emergencias, Javier Hernández; por el director general de la Policía Municipal, Pablo Enrique Rodríguez; por el director del Centro Integral de Formación de Seguridad y Emergencias (CIFSE), Fernando Carrión; y por el responsable de Axon Enterprise -organizadores del curso- para Europa, Oriente Próximo y África del Norte, Nick Davies.

Este curso internacional se imparte en el CIFSE, un centro municipal destinado a la capacitación y el entrenamiento de los profesionales de la seguridad, las emergencias y la movilidad del Ayuntamiento de Madrid, incluidos los cursos de formación y certificación de los agentes municipales para las táser.

En 2020, y a pesar de los condicionantes motivados por la pandemia, se han celebrado en sus instalaciones cerca de 900 acciones formativas en las que han participado unas 19.000 personas, con 316.000 horas de formación.