La compra de viviendas se duplica en mayo pero sigue por debajo de 2019

La compra de viviendas se duplica en mayo pero sigue por debajo de 2019

La compraventa de viviendas se multiplicó por dos en mayo con respecto a las cifras de 2020, impactadas de lleno por la pandemia de coronaviris, sin embargo, a pesar de este incremento las operaciones se mantienen un 3,8 % por debajo de las que se registraban en 2019, antes de la crisis sanitaria.

En concreto, el pasado mayo se contabilizaron 44.435 compraventas de vivienda, unas 23.000 operaciones más que las que se registraban en el mismo mes del pasado año, afectado por el confinamiento durante el primer estado de alarma, según los datos publicados este lunes por los registradores de la propiedad.

Con relación a mayo de 2019, en el que se efectuaron 46.210 operaciones, se constata un descenso del 3,8 % en las compraventas de vivienda.

Por lo que respecta a las compraventas totales, también se multiplicaron por más de dos en mayo hasta las 92.987 aunque frente a los datos de 2019, previo a la COVID-19, se mantienen un 1,1 % por debajo.

Con relación a la evolución anual por comunidades, las compraventas totales se incrementaron en todos los territorios, por encima del 200 % en Murcia, Castilla y León, y Extremadura.

En cuanto al número de hipotecas su número se incrementó en mayo un 33,3 % con respecto a 2020 hasta las 33.114. Sin embargo, frente a los datos de 2019, arrojan una caída del 1,4 %.

Atendiendo a las hipotecas totales, el incremento registrado en mayo fue del 32,2 % con 45.404 operaciones.

En el apartado de compraventas inscritas y respecto al mismo periodo del año anterior, la evolución desde el inicio de la pandemia muestra caídas que llegaron a superar el 50 % en mayo, comenzando entonces una tendencia de paulatina recuperación, solo interrumpida en octubre, hasta el mes de diciembre.

En enero y febrero los datos volvieron a terreno negativo, -13,5 % y -2 %, remontando con mucha fuerza a partir de marzo, aunque resulte poco significativa la comparación debido a que se realizó sobre los meses del confinamiento estricto por el primer estado de alarma, destacan los registradores.

En cuanto a las hipotecas totales, los datos mostraron una mayor resistencia que las compraventas durante los primeros meses de la pandemia, en los que se observaron intensas caídas, recuperándose en agosto y sobre todo en septiembre de 2020. La situación empeoró significativamente durante el último trimestre del año pasado, y hasta febrero continuó con tasas anuales negativas.

A partir de marzo la evolución se estabilizó en cifras superiores al 30 % de incremento sobre 2020.