Los bañistas vuelven a la playa del pantano de San Juan

Los bañistas vuelven a la playa del pantano de San Juan

Prácticamente ajenos a que unos metros más allá sigue el dispositivo de búsqueda de la menor que desapareció el martes en el Embalse de San Juan, cientos de bañistas disfrutan de un sábado al sol en el único oasis de la Comunidad de Madrid en el que se permite el baño este año: la Playa Virgen de la Nueva.

Que esta zona esté abierta ha sido un trabajo muy complicado y, para conseguirlo, el ayuntamiento ha tenido que poner una barrera para controlar el acceso de los coches y el aforo, y que se cumplan los requisitos exigidos por la Consejería de Sanidad.

A las diez de la mañana ya se habían instalado las familias y grupos de amigos más madrugadores en las parcelas que el consistorio ha colocado en la arena para delimitar los espacios.

El baño está permitido desde el mediodía hasta ocho de la tarde y la gente va llegando “a cuentagotas” hasta que, a la hora de comer, se llena casi por completo, según explican Francisco y Antonio, dos madrileños que no perdonan la visita anual al pantano para pasar el día al sol con sus familias.

Mónica, una de las responsables del restaurante Virgen de la Nueva, cuenta a Efe que el sábado y el domingo tiene completas las reservas de madrileños que se acercan a comer sus paellas y carnes, y que este año hay mucha diferencia respecto al 2020 porque, además de que el baño estaba prohibido debido a la covid, la gente tenía mucho más miedo a la pandemia.

Para Mónica, fue una temporada "caótica y triste" porque no había muchos visitantes, pero este año “la gente está mucho más animada” y el hecho de que sea el único sitio donde se permite bañarse ha hecho que desde Semana Santa los restaurantes estén funcionando "muy bien".

Sandra ha venido a primera hora a pasar el día con sus hijas y el resto de su familia desde Madrid. También lo hicieron hace tres semanas, cuando la playa aún no estaba abierta, y, como no había limitaciones, se llenó demasiado. “Ahora está mucho mejor y más controlado”, afirma.

Desde la semana pasada una cadena recibe a los bañistas a la entrada de la playa para recordar a los visitantes que hay un severo control del aforo.

Sin embargo, pese al ambiente de disfrute y tranquilidad en la zona de arena, en el área de El Muro del pantano sigue trabajando sin descanso el dispositivo puesto en marcha para buscar a Clara, la menor desaparecida esta semana, el comienzo de la temporada de baño en San Martín de Valdeiglesias.

Según explicó el director general de Emergencias de la Comunidad de Madrid, Pedro Antonio Ruiz Escobar, se llegó a valorar la posibilidad de restringir el acceso a algunas zonas de cara al fin de semana para no entorpecer las labores de búsqueda.

Sin embargo, por el momento, el acceso esta abierto al cien por cien en toda la zona y la Policía Municipal de Madrid se ha sumado este sábado a las tareas de búsqueda con un equipo de intervención aérea compuesto por dos pilotos y un dron híbrido de mayor autonomía.