Ayuso reivindica la modernización de la justicia y su cercanía al ciudadano

Ayuso reivindica la modernización de la justicia y su cercanía al ciudadano

San Lorenzo de El Escorial, 1 jul.- La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha reivindicado la importancia de la calidad de la justicia, su modernización y de acercarla a los ciudadanos, y como ejemplo ha citado la nueva sede judicial de San Lorenzo de El Escorial, que ha visitado este jueves.

Díaz Ayuso ha afirmado que la inauguración de esta nueva sede se produce en un momento en el que el papel de la Justicia “está en tela de juicio por algunos sectores de la política que pretenden actuar con total impunidad y sin contrapoderes que les señalen los límites”, por lo que ha explicado que con esta inversión su gobierno favorece y refuerza la justicia.

Con esta infraestructura -que albergará en un mismo edificio cuatro Juzgados de Primera Instancia e Instrucción y dos Juzgados de Reserva- se dará servicio a más de 61.000 habitantes de El Escorial, Colmenar del Arroyo, Colmenarejo, Fresnedillas de la Oliva, Navalagamella, Robledo de Chabela, San Lorenzo de El Escorial, Santa María de la Alameda, Valdemaqueda, Valdemorillo, Villanueva del Pardillo y Zarzalejo.

Según ha explicado la presidenta, esta nueva sede forma parte del Plan 21x21 de modernización de las infraestructuras judiciales de la región y ha supuesto una inversión de 8 millones de euros para el Gobierno autonómico.

Los nuevos juzgados, de 5.069 metros cuadrados, suponen un incremento de casi 3.000 metros cuadrados respecto a la sede anterior y un ahorro económico al prescindir del alquiler existente antes, por lo que Ayuso ha celebrado que con esta actuación el gobierno madrileño logra “prestar mejor servicio pagando menos”.

Esta nueva infraestructura ha sido diseñada con entradas y recorridos diferenciados, así como circulaciones restringidas, evitando en todo momento que las víctimas tengan contacto visual con los agresores y se ha implantado una nueva cámara Gesell, un espacio para tomar declaración al menor en un entorno positivo, quedando su testimonio como prueba preconstituida, y evitando que la víctima tenga que volver a repetirla durante la vista oral.