Villacís reprocha a la izquierda que quiera "pintar un Madrid en manos de Orbán"

Villacís reprocha a la izquierda que quiera "pintar un Madrid en manos de Orbán"

Madrid, 30 jun.- La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (Cs), le ha reprochado este miércoles a la izquierda que quiera "pintar una ciudad en manos de (el primer ministro de Hungría, Viktor) Orbán", cuando el Gobierno municipal del PP y Cs está "más cerca" del presidente francés, Emmanuel Macron.

Así lo ha dicho en la intervención con la que ha cerrado el debate del estado de la ciudad, en la que ha defendido que la gestión del Ejecutivo "ha sido un éxito" este año y ha lamentado que la oposición haga "muchas proclamas, pero muy pocos argumentos".

El Gobierno municipal, ha defendido, ha presentado hoy "una enumeración de hechos", y no "palabras" y "pancartas" como los demás grupos municipales, a los que ha dicho que "hay que servir a los madrileños, y no servirse de ellos".

Y ha ensalzado la unión entre el PP y Ciudadanos, dos partidos que "han soportado muchas elecciones, han soportado muchos terremotos", y aún así han sido "un ejemplo para toda España, a diferencia de otros".

De hecho, en un turno de palabra posterior ha elogiado uno por uno a los delegados del Gobierno que pertenecen al PP y en particular al alcalde, José Luis Martínez-Almeida.

"Cuando le nombraron portavoz del PP, yo le dije: José Luis, Madrid antes del PP (...) y en ningún momento me ha fallado a su palabra", ha contado.

Entre los hitos de la gestión del Gobierno, ha destacado que "en tres semanas" se aprobará preliminarmente el nuevo Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), y próximamente se pondrá en marcha un plan especial de mejora del espacio en los PAU "para dotar de vida esas avenidas tan anchas".

En cuanto al resto de grupos, a Vox le ha recriminado que se arrogue acciones llevadas a cabo por el Gobierno y algunas de sus críticas por estar poco fundamentadas, pues "ya llevan dos años aquí y tienen que estudiar un poco más".

También ha sostenido, ante las alusiones irónicas de Vox, que no la "avergüenza" poner una bandera arcoíris en Madrid", y ha señalado que "entre el liberalismo y el fascismo hay un gran trecho que es insalvable".

Al PSOE le ha pedido que sea "más leal" y que deje de quejarse de que el Ayuntamiento critica al Gobierno de Pedro Sánchez.

En ese sentido, ha aprovechado para "denunciar la inexistencia de un debate sobre el estado de la nación".

Y a la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, le ha dicho que "tiene delito hablar del 'síndrome de Cibeles'" cuando el Ejecutivo de Manuela Carmena se caracterizaba precisamente por "no pisar la calle".