La Policía Municipal puso 1.020 multas por botellón y dispersó un botellón de 400 personas en el Templo de Debod este fin de semana

La Policía Municipal puso 1.020 multas por botellón y dispersó un botellón de 400 personas en el Templo de Debod este fin de semana

La Policía Municipal de Madrid interpuso el fin de semana pasado 1.020 multas por ingerir alcohol en la vía pública y dispersó un botellón de 400 personas en el Templo de Debod, entre otras actuaciones.

Así lo ha indicado este lunes la delegada de Seguridad y Emergencias en el Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, tras asistir a los Desayunos Madrid de Europa Press. En detalle, los agentes locales pusieron 284 denuncias por botellón el viernes, 418 el sábado y 318 el domingo.

La noche del viernes al sábado fue más bien tranquila. Los mayores problemas fueron en Centro, sobre todo en la zona de Chueca, donde comenzaron las fiestas del Orgullo LGTBI, y junto al Templo de Debod, con un botellón de unas 400 personas que fue dispersado por Policía Municipal a las 5 de la madrugada.

En la noche del sábado al domingo hubo algo más de movimiento, sobre todo en la zona de Chueca, donde se registraron botellones mas pequeños que el anterior que la Policía Municipal hubo de dispersar también. Y también por sobreaforos en locales.

SANCIONES POR NO USAR MASCARILLA DONDE ERA OBLIGADO SU USO

Por otro lado, los agentes pusieron un total de 114 sanciones por no usar mascarilla en las circunstancias en que estaba obligado su uso (31 el viernes, 41 el sábado y 42 el domingo). Pese al fin de la prohibición en espacios abiertos, la Policía Municipal ha constatado que mayoritariamente continúa usándose en la calle.

"En general, la mayor parte de la población en Madrid sigue utilizando la mascarilla prácticamente en todo momento. Es verdad que hay algunas personas que en exteriores y con distancia de seguridad están optando por no usarla pero de manera mayoritaria se sigue utilizando", ha indicado Sanz.

Asimismo hubo, entre los tres días, más de una treintena de sanciones a locales por incumplimiento de horarios de cierre o aforo superior al autorizado, con mayor incidencia la noche del sábado al domingo, sobre todo problemas por exceso de aforo y de incumplimientos de horarios.

En cuanto a los controles de alcoholemia y de drogas, más de 800 vehículos han sido controlados por la Policía Municipal, con 53 pruebas positivas de alcohol y 3 de drogas, que se saldaron con 3 detenidos y 8 imputaciones por delitos contra la seguridad vial.

Estos controles seguirán durante los próximos fines de semana en distintos puntos de la capital "porque además del peligro que supone para uno mismo el consumo de alcohol hacerlo al volante supone una irresponsabilidad aún más grave", ha concluido la edil de Seguridad.