La Asociación de la Empresa Familiar de Madrid critica que el Gobierno "desaproveche" su capacidad en la gestión de fondos europeos

La Asociación de la Empresa Familiar de Madrid critica que el Gobierno "desaproveche" su capacidad en la gestión de fondos europeos

La presidenta de la Asociación de la Empresa Familiar de Madrid (ADEFAM), Victoria Plantalamor, ha criticado este miércoles que el Gobierno central esté "desaprovechando" la capacidad de estos profesionales en la gestión de los fondos europeos de recuperación.

"No estamos incluidos en los procesos de deliberación por parte del Gobierno, y pensamos que se está desaprovechando la gran capilaridad de nuestras empresas, que harían posible que esos recursos, los 70.000 millones de euros, alcanzasen a todos los sectores y capas de nuestro tejido empresarial", ha manifestado en la asamblea anual de socios, que se ha celebrado hoy en Madrid, según recoge la asociación en un comunicado.

Así, Plantalamor se ha mostrado "convencida" de que la inyección de inversión proveniente de Europa puede convertirse en un importante "catalizador económico", pero ha insistido en la importancia de que "su gestión y asignación se haga con inteligencia y control, sin sesgos políticos o ideológicos".

Asimismo, ha señalado que España solo podrá superar la coyuntura económica en que se encuentra si con la vista en el medio y largo plazo se aborda "una agenda de reformas estructurales que, tristemente, acumula ya muchos años de retraso".

En este contexto, ha subrayado que la mejora de la productividad es uno de los principales desafíos a los que se enfrenta la Economía española. "De este factor dependerá nuestro crecimiento futuro y la mejora en general de las condiciones de Empleo", ha dicho.

Sin embargo, ha matizado que para que sus empresas puedan crecer es necesario que la Administración facilite el camino y no "entorpezca".

La presidenta de los empresarios familiares de Madrid ha defendido que "no es el momento" de abordar una derogación del sistema laboral. "Si algo necesita, es mayor flexibilidad, certidumbre legal y ver aliviados los excesivos costes sociales que pesan sobre el empleo", ha resaltado.

En cambio, considera más importante y urgente para los intereses de España y la mejora de la productividad "mejorar nuestro sistema educativo para armonizarlo con las necesidades reales del sistema productivo y que las empresas podamos incorporar a las personas con las habilidades que son hoy necesarias".

MENOS INTERVENCIONISMO E INCENTIVOS

La empresaria ha pedido un menor intervencionismo público sobre la actividad empresarial y que el sistema de incentivos fomente la competitividad y sea "atractivo" a los inversores, "para lo cual necesitamos preservar la independencia de nuestras instituciones", ha apostillado.

Al hilo, ha defendido la cesión de tributos y la capacidad normativa de las administraciones autonómicas como "un incentivo para el desarrollo y para la mejora de su competitividad".

En relación con la sostenibilidad de la deuda pública, Plantalamor se ha mostrado partidaria de que el Gobierno acometa una consolidación presupuestaria "que no pase por incrementar la presión fiscal sobre las empresas y las familias, sino por acometer primero un esfuerzo de contención y eficiencia en el sector público".

COMPRENDER EL VALOR DE LAS EMPRESAS

La presidenta de ADEFAM ha agradecido la labor realizada por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital por "haber comprendido mejor que nadie el valor de las empresas, que es el valor de las personas, y haber hecho posible que, a pesar de tantas dificultades, nuestra región y nuestra ciudad no hayan parado del todo".

De la misma forma, ha pedido a los representantes de la región y la capital que se mantengan "firmes en la defensa de esos valores que finalmente terminan impregnando los ordenamientos jurídicos y, en el caso de Madrid, hacen posible que muchas personas, desde la empresa, o desde su dimensión personal, puedan hacer realidad sus proyectos".

Por otro lado, la presidenta de ADEFAM se ha mostrado muy crítica con los indultos concedidos a los políticos independentistas catalanes. "He aquí un ejemplo de todo lo contrario a lo que defendemos como ciudadanos y empresarios. Si las leyes no son igual para todos, quiebra el sentido más elemental de la justicia y con él, el propio sistema de Derecho, ha expresado.

Considera que constituye un precedente "muy nefasto" para promover la convivencia y proyecta "serias dudas" sobre la seriedad como Estado y la calidad e imparcialidad de las instituciones.

"Y en lo que concierte a la actividad económica y empresarial, genera incertidumbre y socava la necesaria confianza que necesitamos los empresarios", ha añadido.