La Comunidad apuesta por las plantas de tratamiento de residuos punteras y sostenibles que favorezcan una economía verde

La Comunidad apuesta por las plantas de tratamiento de residuos punteras y sostenibles que favorezcan una economía verde

La Comunidad de Madrid apuesta por plantas de tratamiento de residuos que sean "punteras, vanguardistas y sostenibles" y que favorezcan una Economía verde, ha informado el Gobierno Regional en un comunicado.

Así lo ha destacado la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad en funciones, Paloma Martín, que ha visitado hoy la planta de Ilunion Reciclados para el de tratamiento y reciclaje de residuos eléctricos y electrónicos, ubicada en Campo Real.

Martín ha señalado el compromiso del Gobierno regional con el modelo de economía circular ya que "el aprovechamiento de los residuos es una de las actividades económicas relacionadas con el medio ambiente que generan Empleo y riqueza en nuestra región".

En esa línea, a lo largo de los últimos cinco años, la Comunidad de Madrid ha realizado inversiones y convocado ayudas para mejorar la recogida y tratamiento de los residuos domésticos, así como para construir nuevas plantas de tratamiento y nuevos puntos limpios por un importe de 68 millones.

La consejera también se ha referido al esfuerzo inversor que realiza la Comunidad de Madrid que financia el 50% de las nuevas estas plantas de tratamiento en la región, como lo ha hecho en la nueva planta de Loeches que da servicio a la Mancomunidad del Este, y ha recordado la construcción de dos más en el Noroeste y en el Sur de la región, por valor de 320 millones de euros.

Una inversión que contrasta con la del Gobierno central, ya que como trasladó la consejera ayer en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente es "claramente insuficiente".

Asimismo, Martín reclamó a la ministra que otorgue a las comunidades autónomas una cantidad superior de los Fondos Europeos de Recuperación y Resiliencia a la gestión de los residuos, ya que los 421 millones de euros asignados a tal fin para el conjunto de España, representan un porcentaje mínimo de las necesidades que se requieren a nivel nacional para cumplir con los nuevos objetivos europeos en esta materia.

La propia Comisión Europea ha evaluado dichas necesidades y las ha cifrado en 2.459 millones (documento Study on investment needs in the waste sector and on the financing of municipal waste management in Member States).

Es decir, una cantidad seis veces mayor de la prevista por el Ministerio, lo que supone un reconocimiento tácito por parte del Gobierno de España de que no se podrá dar cumplimiento al mandato europeo.

La planta de ILUNION Reciclados se posiciona como un espacio para el tratamiento referente en la zona centro del país con un proceso integral de gestión final para los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). En 2020 recogió 4.300 toneladas, un 26% más que el año anterior.

Además, al tratarse de un proyecto de ILUNION, favorece la creación de empleo para personas con discapacidad y en su plantilla, formada por 24 trabajadores, hay tres personas con discapacidad contratadas en plena pandemia.

En la Comunidad de Madrid se recogieron 59.500 toneladas de residuos eléctricos y electrónicos (lavadoras, frigoríficos, aires acondicionados, batidoras, secadores) el 84% fue de origen doméstico (puntos limpios y contenedores de residuos) y el 16% era de origen profesional (empresas que comercializan estos equipos).

Asimismo, se estima que se han valorizado en torno a 53.000 toneladas, el 89% del total. No sólo los datos de valorización de este tipo de residuo son muy positivos en nuestra región, ya que, en materia de envases de plástico, latas y bricks se recicló un 14,5% más que en 2019 y en lo que se refiere a vidrio fuimos la única comunidad autónoma que logró incrementar los niveles de reciclaje mientras que en el conjunto del país disminuyó un 11%.