Actividades para fomentar el aprendizaje de los niños en tiempo de verano

Actividades para fomentar el aprendizaje de los niños en tiempo de verano

En el verano, los niños tienen una larga temporada para disfrutar, descansar y jugar. Después de meses asistiendo al colegio es justo que tengan semanas de relajación y descanso.

No obstante, hay maneras de potenciar ese tiempo de verano con actividades que ayuden a su aprendizaje y a su desarrollo motor, sin que esto tenga que dejar de ser divertido.

¿Cómo aprende un niño en sus vacaciones de verano?

El tiempo que los niños pasan disfrutando de un relajante verano, desean usarlo en dormir hasta tarde, quedarse frente al televisor largas horas o indagar sobre todas las actualizaciones en su móvil, si están en edad para tener uno.

Una manera de lograr que los niños aprovechen su tiempo de verano es saber que mientras se juega también se aprende.

Muchos municipios han logrado crear actividades que permiten que los niños combinen el ocio, con el deporte, el aprendizaje (cursos de diseño, cursos de AutoCAD en Madrid, cursos de dibujo…), y el contacto con otras personas mediante distracciones en parques, piscinas, etc.

Al final del día, la experiencia logrará afianzarse en la personalidad de los niños y dejar una huella en ellos que les servirá mientras sigue creciendo.

Actividades para aprender durante el verano

Hay quienes piensan que aprender se trata de continuar con un régimen de actividades escolares o algo que tenga relación con eso. Por supuesto que reafirmar las enseñanzas educativas es una misión importante.

Pero para el crecimiento y sano desarrollo de los niños, es necesario también aprender a ser disciplinado, ordenado, organizado y empático, por lo que a continuación te muestra una serie de actividades que te ayudarán como padre a compartir con tus hijos.

Actividades de recreación que son del interés de los niños

Esta opción es perfecta para esos padres que no están de vacaciones al mismo tiempo que sus hijos.

Los campamentos de verano están orientados a desempeñar diversas actividades que permiten que tus hijos estén en contacto con la naturaleza y con otros niños, lo que les dejará un gran aprendizaje, disfrute y sentido de autonomía. 

La práctica de algún deporte, las actividades acuáticas, la interacción con animales, así como la realización de manualidades y el aprendizaje de otros idioma, como pueden ser las webs de inglés para niños gratis, son actividades perfectas para fomentar el aprendizaje de los niños en esa época veraniega.

Los resultados se notan de inmediato, los niños suelen sentirse más seguros de sí mismos, más colaboradores, más sociables y con mayor capacidad de trabajar en equipo.

La lectura

Es recomendable que por lo menos veinte minutos al día, los niños le dediquen atención a la lectura.

Un buen libro para salir de vacaciones es un perfecto acompañante. En los momentos de relajación, abrir uno y leerlo es hacer volar la imaginación y contemplar el mundo de otra manera.

Si sientes que es muy incómodo viajar con libros, los audiolibros son una opción perfecta y además tendrás muchas más opciones.

La lectura a diario les permite ampliar su vocabulario, mejorar su expresión oral, su capacidad escritora y su concentración. Además se convertirán en personas muy hábiles para comprender una lectura y brindar su punto de vista.

los diarios

Si tus hijos son amantes de la escritura, bien puedes anímalos a escribir un diario donde anotar todo lo que ha podido hacer en el verano.

Esto hará que mejore sus habilidades de escritura, redacción ortografía, memoria y expresión, sin contar con que quedará un bonito recuerdo de lo que hizo durante ese tiempo.

Actividades familiares

Hay mucho de lo que puedes hacer en familia. Si es en caso que debas quedarte en casa, puedes crear un camping en el medio de la sala o en una habitación y contar aventuras mientras saborean cualquier rico bocadillo, de esa manera, el niño estará despertando su imaginación y se abrirá a ti para que lo conozcas más.

También pueden pasar tiempo de calidad en la cocina, realizando recetas y mostrándole sus habilidades como padres cocineros, permitiendo que el intervenga activamente y decida si es algo que le gusta hacer.

Vean películas, construyan con legos, hagan rompecabezas, den paseos en bicicleta, jueguen memoria o cualquier otro divertido juego de razonamiento. No solamente se estará divirtiendo y compartiendo con la familia, también estará aprendiendo.

Conviértelo en parte del destino de las vacaciones

Si es momento de salir todos juntos de vacaciones, permite que él forme parte de la planificación.

Haz que averigüe todo lo que tiene que ver con el lugar al que vais a ir. Los lugares importantes, la gastronomía, los centros de arte y recreación. De esta forma el niño despertará su interés investigativo y practicará la lectura.

Que se ocupe de la mascota

Casi siempre lo más preciado que tienen los niños en casa son sus mascotas. Pero la mayoría del tiempo toca ocuparse de ellas a los padres. Aprender a ser responsable es muy importante.

Dales la oportunidad de que sean ellos ahora quienes se ocupen de alimentarlos, de sacarlos a la vuelta, de limpiar sus restos y de todo lo que tenga que ver con la salud y el aseo de la mascota que tanto quiere.

Salgan a la calle con algún propósito

Inventa una hazaña, una búsqueda un propósito en la salida para que ellos sean los descubridores, investigadores y curiosos niños que encontrarán lo que han salido a buscar.