Desestiman el recurso de las familias y la parroquia por la explosión en la calle Toledo

Desestiman el recurso de las familias y la parroquia por la explosión en la calle Toledo

Madrid, 8 jun.- El Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid ha desestimado los recursos de reforma presentados por las familias de tres de las víctimas de la explosión del pasado mes de enero en la calle Toledo del pasado mes de enero y por la parroquia Virgen de la Paloma, han informado a Efe fuentes de esta entidad religiosa.

La explosión se produjo el pasado 20 de enero en el número 98 de la calle de Toledo, en un edificio que es propiedad del Arzobispado de Madrid, en pleno centro de la ciudad.

Fallecieron cuatro personas: el sacerdote Rubén Pérez Ayala, de 36 años; su amigo David Santos, un feligrés que fue al edificio a intentar ayudar después de que la calefacción dejara de funcionar y detectara olor a gas; Javier, un albañil de 45 años de La Puebla de Amoradiel (Toledo) que trabajaba en el edificio de enfrente, y Stefko Ivanov, de nacionalidad búlgara y 46 años que en ese momento estaba en la calle.

La jueza acordó el pasado 23 de febrero el sobreseimiento de la causa al considerar que el origen del suceso fue accidental debido a "un escape de gas natural".

Esta decisión fue recurrida por las familias de David, Rubén y Javier y la parroquia se adhirió a la misma, pero los recursos fueron desestimados por la magistrada.

Ante esto, la parroquia presentó ayer un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial para exigir que el caso se investigue "debidamente y no se cierre de forma prematura".

Consideran que la "magnitud y los elementos" que intervinieron en la explosión "difícilmente han podido dilucidarse en tan solo cuatro semanas de instrucción".

Además, subrayan que la Policía Científica "dejó claro" en su informe que la fuga de gas se produjo en la válvula de la acometida, bajo la acera de la calle Toledo, cuya instalación y mantenimiento son "responsabilidad de la empresa suministradora del gas: Naturgy".

Al hilo de esto, afirman que "sorprendentemente" la compañía "no entregó la documentación requerida y el juzgado nunca se la reclamó".

Las familias creen que no se han estudiado diversos aspectos técnicos como el "movimiento de terreno que afectó a la llave de la acometida". "¿Y si la fuga comenzó en los días anteriores? ¿Y si el fallo estaba en la válvula?", se preguntan.

Comparan también esta explosión con la que ocurrió en la calle Gaspar Arroyo, de Palencia, en 2007, donde después de once años se "demostró que todo se debió a la mala instalación de la válvula de la acometida".

Por todo ello, han pedido "formalmente" que se reabra el caso porque "faltan muchas preguntas por responder".

"No estamos en el momento final sino inicial de la investigación. Y hasta ahora no se ha realizado ninguna diligencia con respecto a la empresa del gas. No nos corresponde a nosotros señalar culpables o responsables. Lo que queremos es que la búsqueda de la verdad siga su curso", subrayan estas fuentes. EFE

bmp-so/abs

1011563