"Mi padre no era un famoso escritor ruso" aborda el sufrimiento mental

Mediante una iniciativa de investigación personal y social, la artista Bárbara Bañuelos dirige e interpreta en el Teatro de la Abadía de Madrid "Mi padre no era un famoso escritor ruso", un documental escénico que reflexiona sobre el cuerpo y el sufrimiento mental.

¿La sociedad sigue imponiendo un modelo hegemónico de la normalidad? ¿Somos capaces de cambiar la forma de decir, hacer, mirar para generar un diálogo horizontal y estructuras flexibles que den cabida a voces con sufrimiento mental? son algunas de las preguntas que plantea esta pieza escénica que se podrá ver entre el 9 y el 13 de junio, en la Sala José Luis Alonso del Teatro de La Abadía.

"Indago en los sentimientos y en cómo la sociedad estigmatiza otras realidades", ha explicado este martes en una nota Bárbara Bañuelos, quien también aborda "cómo se relaciona el individuo con las características que le rodean".

Concibe el cuerpo como un archivo vivo que se despliega y articula con la presencia escénica y, desde la oralidad y una neutralidad narrativa, permite mostrar y conectar lo más íntimo, particular y subjetivo con reflexiones colectivas y universales, "transitando de lo personal a lo social".

Se trata de una iniciativa de investigación personal y social que surgió cuando descubrió que su abuela no era tal, ya que la verdadera madre de su padre murió cuando este tenía 23 años.

A partir de tal punto de partida, Bañuelos indaga en los sentimientos, esa sociedad que estigmatiza otras realidades y cómo se relaciona el individuo con las características que le rodean.

Para ello, se adentra en terrenos emocionales, institucionales, políticos, sociales y psicológicos, al tiempo que va reconstruyendo la historia de su abuela paterna.

Este acto de compartir permite amplificar miradas, dispositivos, y cuestionar estructuras que "siguen estigmatizando a personas que se relacionan de diferentes formas y modos con el sufrimiento mental", concluye.