"Macbeth" a escena, entre el teatro y las artes visuales

El artista argentino Matías Umpierrez inaugura mañana martes en las Naves del Español en Matadero la videoinstalación "Museo de la ficción I.Imperio", una performance en la que han participado Ángela Molina y Robert Lepage.

Con esta videoinstalación se inaugura el primer "Museo de la ficción" de Umpierrez, compuesta por una serie de piezas que reflexionan acerca de cómo puede ser museificada la ficción con una versión de "Macbeth" en la que han participan Elena Anaya, Chema Tena, Ana Torrent, Adolfo Fernández, Javier Pereira, Tessa Andonegui, Javier Tolosa, Bore Buika y Alfonso Bassave.

Del 8 al 13 de junio se podrá contemplar el trabajo de este artista multidisciplinar, con una videoinstalación performática en la que el autor reflexiona acerca de museizar la ficción, apuntan desde la organización en una nota.

El público entrará en una sala donde un cuadrilátero de pantallas de gran formato acerca la historia de "Macbeth" desde una perspectiva transdisciplinar que combina teatro y artes visuales, ofreciendo una experiencia sensorial a partir del clásico de Shakespeare.

Tras su paso por ciudades como Berlín, Moscú y San Sebastián, el proyecto de este artista argentino desembarca durante una semana en las Naves del Español en Matadero, que reafirma así su apuesta por las artes vivas.

"Los géneros no condicionan los comportamientos de los personajes, solamente valen los impunes deseos de poder que a lo largo de la historia permanecen tan intactos como la codicia que empuja a gran parte de los sistemas económicos y políticos que gobiernan el mundo", ha explicado Matías Umpierrez.

Esta adaptación de "Macbeth" se ambienta en la España postdictadura de la década de los noventa y pone en evidencia la ficción como herramienta de mediación social y política produciendo un mezcla entre la industria del entretenimiento, los mecanismos de poder en la actualidad y "la furia que despierta el enfrentamiento entre tradición y globalización".

Matías Umpierrez aborda una de sus principales líneas artísticas: propiciar que la ficción ingrese en los museos para generar en el espectador experiencias distintas. Sus proyectos transitan las fronteras que suceden entre artes escénicas, visuales y cine, activando la dialéctica público-escenario-discurso-escena-territorio.

Sus trabajos han sido presentados en espacios no convencionales como edificios abandonados, estaciones de tren, fábricas de alimentos, iglesias, bosques o teatros, cines y museos, que incluyen instituciones como el MoMA de Nueva York, el Museo Pinacoteca de Sâo Paulo, el Museo Reina Sofía de Madrid, el Complejo Teatral de Buenos Aires, el Centro Dramático Nacional en Madrid, o el Lincoln Center de Nueva York, entre otros.