La Policía investiga si el incendio del hotel Nuevo Madrid empezó en las cocinas de la planta baja

La Policía investiga si el incendio del hotel Nuevo Madrid empezó en las cocinas de la planta baja

La Policía Nacional está investigando como primera hipótesis si el espectacular incendio que se registró ayer por la tarde en el Hotel Nuevo Madrid, en la zona de Pío XII, que no registró heridos, empezó en las cocinas de la planta baja, han informado fuentes policiales.

Los agentes están analizando la zona, hablando con los responsables del establecimiento, testigos y con los bomberos que atajaron rápidamente el fuego, así como las imágenes grabadas, donde se percibe que el fuego se desarrolló de abajo a arriba, llevando hasta la planta 14 y hasta el letrero del hotel, que también ardió junto a parte de la azotea.

El responsable de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Fernando Munilla, declaró ayer que no tenían ninguna seguridad sobre el origen de las llamas, porque aún es muy pronto para ello. "Estamos intentando adivinar en función del humo en la planta baja y la zona de la escalera que está limpia", apuntaba.

Otra de las hipótesis que este jueves se barajaban es que las llamas comenzaron en conducto de ventilación desde las plantas inferiores hasta las superiores, o en un terraza de una de las habitaciones de abajo, rompiendo por la fachada y escalando hasta la azotea. Pero con las horas coge más fuerza el foco de las cocinas.

LOS HECHOS

El fuego se originó pasadas las 18.20 horas en la calle Bausá número 27 incendiándose todo el esquinazo hacia del hotel. Cayeron cascotes a la calle y a un instituto cercano, que estaba vacío y cuyas trabajadoras fueron las primeras en avisar a los servicios de emergencias del fuego.

Los bomberos desalojaron el establecimiento, en el que había unas 200 personas, de forma ordenada y sin heridos. A las 19.40 horas la columna de humo ya va mermando y las llamas estaban prácticamente apagadas por los Bomberos del Ayuntamiento. Los agentes cortaron la M-30 en ese punto.

Según detalló Murillo, desplazaron una quincena de dotaciones, entre ellas dos autobombas de primera salida, dos brazos articulados, tanques grandes y diferente aparataje. Tras la extinción, refrescaron la zona y procedieron al saneado de elementos que pueden todavía desprenderse, así como revisar las habitaciones del hotel.

El flamante hotel, inaugurado en 2005, gira en torno a un impresionante atrio de 40 metros de altura que recibe luz solar directa. Tiene 225 habitaciones y una quincena de plantas. Está especializado en cliente de negocios por su ubicación cercana a Chamartín, Barajas e IFEMA Madrid.