Madrid recurrirá las medidas sobre el ocio nocturno que plantea el Ministerio

Madrid recurrirá las medidas sobre el ocio nocturno que plantea el Ministerio

Alcobendas, 3 jun.- El consejero de Sanidad en funciones, Enrique Ruiz Escudero, ha anunciado que la Comunidad de Madrid recurrirá las restricciones al ocio nocturno acordadas por el Consejo Interterritorial de salud, porque se han tomado “sin ningún consenso ni fundamento” y suponen “un nuevo atropello” del Gobierno de España a las comunidades autónomas.

Tras acudir al centro de Salud de Arroyo de la Vega, en Alcobendas, Escudero se ha referido a la aprobación el miércoles por parte del Consejo Interterritorial de Salud de medidas sobre el ocio nocturno con la oposición de cinco autonomías (Madrid, Andalucía, Murcia, Galicia y Cataluña).

Además, Madrid avisó de que seguiría aplicando su propia normativa: cierre de los locales de hostelería a la una de la madrugada y posibilidad de que los de ocio nocturno operen como bares y restaurantes con las mismas reglas.

Según lo acordado, los locales de ocio nocturno de toda España podrán reabrir hasta las 3 de la madrugada en las zonas de menos riesgo mientras que los de hostelería podrán hacerlo hasta la 1, unas medidas que seguirán vigentes hasta que el 70 por ciento de la población esté vacunada.

Escudero ha recalcado que ese documento “no tiene ningún sentido jurídico ni social”, y está “desfasado” con respecto a la situación epidemiológica y asistencial actual, y con el nivel de vacunación de los españoles.

Asimismo, ha aseverado que estas medidas suponen “un ataque a la Economía madrileña, especialmente despiadado para la hostelería”, y ha acusado al Gobierno central de “esconderse cuando las cosas van mal” e “imponer medidas” cuando la situación “empieza a estar controlada por parte de las comunidades”.

Por ello, si la orden finalmente llega a las regiones, Madrid “lo recurrirá en los conceptos que determinen sus servicios jurídicos”, porque el Gobierno Regional “no se siente vinculado” a un acuerdo que “no cuenta con el precepto básico” que marca el reglamento del Consejo Interterritorial territorial de Sistema Nacional de Salud, que menciona que cualquier acuerdo “tiene que emanar del consenso”.

Sobre el debate generado acerca de si las medidas son recomendaciones u obligaciones, Escudero ha insistido en que el miércoles se mencionó que esas medidas “no se pueden tomar de carácter parcial, sino global a todos los niveles”, según lo aprobado.

En este sentido, ha criticado que hay medidas que “se eleven a rango de obligación” pese a que la situación epidemiológica “es correcta”, y se ha referido especialmente a las que implican el cierre perimetral de las regiones o en el interior de bares, reducir los aforos en cultos o centros comerciales.

Escudero ha añadido que Madrid está “claramente en contra” porque, además, su base radica en el mes de septiembre de 2020, en “plena segunda ola” y en una situación “absolutamente diferente actual”.

Asimismo, ha reprobado que el documento se base “única y exclusivamente en la incidencia acumulada”, pese a que la Comunidad de Madrid lleva meses pidiendo que no sea el único indicador que se tenga en cuenta para tomar decisiones de control de actividad.

La región madrileña continúa con la tendencia a la baja en la incidencia acumulada al alcanzar este jueves los 160 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, mientras que el miércoles era de 165; y a nivel asistencial tiene ocupadas 312 camas de UCI y 833 de hospitalización, según los datos que ha aportado el consejero en funciones.

Además, el cinco por ciento de las pruebas que se hacen en centros de salud dan positivo, igual que en las urgencias de los hospitales.