El Gobierno minimiza las quejas de militantes del PSOE ante posibles indultos

El Gobierno minimiza las quejas de militantes del PSOE ante posibles indultos

El Gobierno está convencido de que la gran mayoría de militantes del PSOE comprenderán la decisión que se adopte ante los posibles indultos a dirigentes independentistas pese a que haya ya iniciativas de afiliados de base que proponen incluso expedientar a Pedro Sánchez si los aprueba.

Ante la próxima decisión que tendrá que tomar el Gobierno, un grupo de trece militantes pertenecientes a las federaciones de Cataluña, Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón y Galicia han enviado este martes un burofax a la sede federal del PSOE en el que advierten de la fractura en el partido debido a este asunto.

Aseguran que ningún cargo público del PSOE puede ni proponer ni apoyar el indulto sin infringir gravemente el Código Ético y los Estatutos del partido, y por ello solicitan que la Comisión de Garantías intervenga.

En caso de que se decida el indulto proponen abrir expediente disciplinario a los miembros del Gobierno, entre ellos Sánchez, a quien instan a convocar un Congreso extraordinario socialista para modificar mediante votación los estatutos y el código ético vigentes.

Si no recibe contestación en el plazo de dos semanas, el grupo de militantes (cuyos representantes afirman a Efe estar recibiendo ya el apoyo de muchos otros afiliados) se reservan el derecho de recurrir a la justicia ordinaria para solicitar amparo y medidas cautelarísimas.

En la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, los informadores han preguntado por este escrito a la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

Frente a las críticas vertidas en el documento, Montero se ha mostrado convencida de que la gran parte de militantes y votantes del PSOE comprenden que la situación de Cataluña necesita una ruta determinada.

Además, ante la posibilidad de que militantes socialistas se sumen a la concentración convocada el día 13 de junio en la plaza de Colón de Madrid en contra de los indultos y a la que ya han confirmado su presencia los líderes del PP, Vox y Ciudadanos, la ministra se ha mostrado convencida de que eso no ocurrirá.

"No encontrarán banderas del PSOE (...) salvo que alguien de la derecha, para hacer una broma, la porte", ha añadido.