fbpx

Cuatro detenidos en Madrid y Lleida por presunta estafa a aseguradoras de coches

Cuatro detenidos en Madrid y Lleida por presunta estafa a aseguradoras de coches

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas en Madrid y Lleida como presuntos integrantes de un grupo criminal especializado en estafas a compañías aseguradoras simulando robos de vehículos y cobrando indemnizaciones.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de abril, tras una inspección llevada a cabo en una nave industrial de Lleida, en la que se localizó un vehículo de alta gama que figuraba como sustraído el día anterior en la localidad de madrileña de Alcobendas, ha informado la Policía Nacional este lunes en un comunicado.

El vehículo se encontraba con los asientos removidos, las puertas laterales y el capó retirados y presentaba evidentes muestras de manipulación.

Las gestiones policiales permitieron averiguar que el denunciante y usuario del coche presuntamente había simulado su sustracción, en connivencia con las personas que estaban desguazando el coche en Lleida, y los investigadores comprobaron que también habían denunciado los robos de otros vehículos.

Las cuatro personas detenidas utilizaban supuestamente distintos 'modus operandi' con vehículos siniestrados y piezas de los mismos para evitar ser descubiertos por las fuerzas y cuerpos de seguridad, así como por los departamentos de fraudes de las compañías aseguradoras.

ROBOS DE COCHES SIMILARES

Según la investigación, este grupo había adquirido, igualmente, un vehículo siniestrado en Alemania y posteriormente robaron otro similar en España y lo matricularon con la documentación del primero.

Tras lograr asegurarlo fraudulentamente en una compañía aseguradora, denunciaron que había sido calcinado y cobraron entonces la indemnización, quitando antes las piezas de valor del coche.

Luego volvieron a adquirir otro coche de la misma marca del siniestrado, y lo usaron para matricular otro vehículo similar, con el cual repararon el dañado; una vez reparado, denunciaron su robo con el fin de cobrar, de nuevo, la indemnización y volver a usar sus piezas.