El 1 de junio se activará el plan de vigilancia de los efectos del calor

El 1 de junio se activará el plan de vigilancia de los efectos del calor

Madrid, 29 may.- La Comunidad de Madrid va a activar el próximo martes, 1 de junio, el Plan de Vigilancia de los efectos de las olas de calor sobre la salud, por el que se envía información a la población en general, los sanitarios o los servicios sociales acerca del nivel de riesgo de las altas temperaturas durante el período estival, para que tomen las medidas de precaución oportunas.

Los ciudadanos pueden recibir SMS de alertas de calor enviando por móvil el texto ‘Altacalor’ al número 217035, según detalla la Comunidad de Madrid en una nota, en la que indican que también pueden darse de alta a través de internet, por medio de la web regional.

1x1

El plan, que llega a su decimoctava edición y que estará operativo hasta el 15 de septiembre, pretende “reducir al máximo” las consecuencias de las altas temperaturas sobre población más vulnerable, como son las personas mayores, los bebés, niños pequeños y los enfermos crónicos.

Una comisión técnica de coordinación, presidida por la Dirección General de Salud Pública, se encargará de potenciar la relación con las instituciones que realizan actividades vinculadas con los objetivos de este plan.

El plan cuenta con tres niveles de riesgo en función de las temperaturas y su intensidad en el tiempo, contando con un primer nivel de ‘riesgo 0 o normalidad’, que está representado por un sol verde e indica una situación “de normalidad” durante el verano, cuando la temperatura máxima prevista para el día en curso y los cuatro días siguientes no supera los 36,5 grados centígrados.

El nivel de ‘riesgo 1 o precaución’, acompañado por el símbolo de un sol amarillo, se activa cuando alguna de las temperaturas máximas previstas, bien para el día en curso o cualquiera de los cuatro días siguientes, es superior a 36,5 grados centígrados, y siempre que no se supere este umbral durante más de tres días consecutivos.

El último nivel, de ‘riesgo 2 o alto riesgo’, representado por un sol rojo, se determina cuando se prevé para el día en curso o cualquiera de los cuatro días siguientes temperaturas máximas iguales o superiores a 38,5 grados, o bien registros superiores a 36,5 grados durante al menos cuatro días consecutivos.

En los casos de ‘riesgo 1’ o ‘riesgo 2’ se informa de la situación a la red de asistencia sanitaria y a las diferentes instituciones responsables de la intervención, para reforzar las medidas de prevención y mantenerse alertados ante una mayor demanda de intervención, añade la Comunidad.

Además, en el caso de riesgo alto se precisa la intervención directa sobre la población vulnerable.

Entre otras medidas, la Consejería de Sanidad recuerda la importancia de mantener una hidratación adecuada durante el verano, desaconseja la realización de ejercicio físico durante las horas más calurosas del día, recomienda utilizar protección solar y, en caso de presenciar alguna emergencia causada por el calor, recuerda que hay que contactar con el 112.