Laure: "Anquela nos hizo creer, ahora todos confiamos en la salvación"

Laure: "Anquela nos hizo creer, ahora todos confiamos en la salvación"

Alcorcón (Madrid), 28 may.- "Toca rematar la permanencia y confiamos en que la vamos a lograr". Así de seguro se muestra Laureano Sanabria, 'Laure', capitán del Alcorcón y peso pesado de un vestuario que ha ido arrastrando toda la temporada su mal inicio pero que con la llegada de Juan Antonio Anquela sufrió un cambio radical.

A falta de una jornada para concluir el campeonato, el Alcorcón depende de sí mismo para salvarse. Tiene 45 puntos, está uno por encima del descenso, y recibe en el último partido al Espanyol, que logró el ascenso a Primera hace varias semanas.

La temporada ha sido dura para el Alcorcón. Laure (Madrid, 1985) lo reconoce. Con Mere Hermoso sumaron cuatro puntos en diez encuentros. La llegada de Juan Antonio Anquela cambió la imagen del equipo, que ahora sueña con una salvación que hace meses se antojaba una quimera.

P: ¿Cómo valora la temporada realizada por el Alcorcón?

R: Está siendo una temporada muy dura y muy irregular. La primera vuelta no dimos con la tecla, no competimos como teníamos que competir y hemos estado toda la campaña arrastrando ese mal inicio. En la segunda vuelta hemos competido muy bien, siempre estando vivo en los partidos, pero al final pagamos esos malos primeros partidos. Hemos hecho un gran trabajo pero queda rematarlo.

P: El cambio en el banquillo de Mere Hermoso a Juan Antonio Anquela fue radical. ¿Cómo se justifica?

R: Son muchas circunstancias pero a veces un entrenador no encaja y otro sí. Anquela es un entrenador con ADN Alcorcón, que nos dio aire fresco en un momento muy complicado y ahora remamos todos en la misma dirección.

P: ¿Qué papel juega Anquela en esta resurrección del equipo?

R: Fundamental. Él nos abrió el camino, nos hizo creer que era posible y ahora queda lo más difícil, pero estamos confiados en que lo vamos a conseguir.

P: ¿Cuál es el método de Anquela?

R: La filosofía del club, que te sientas fuerte, respaldado, que los jugadores crean en lo que haces. Aquí desde el primer minuto se le ha respetado sabiendo quién es en el club, en la ciudad, y además por todo lo que ha hecho.

P: La permanencia se la juegan con el Espanyol. ¿Qué rival espera?

R: Somos conscientes que han ascendido pero vendrán a ser campeones. Pensamos en el rival pero, sobre todo, nos miramos nosotros mismos para mejorar y saber que hacer. Somos responsables y ambiciosos con lo que queremos.

P: ¿Le hubiera gustado que el Espanyol no se jugase nada?

R: Si tuviera que elegir preferiría que no se jugase nada, pero al final esto es una competición igualada y nosotros nos vemos capacitados para ganar. No hay excusas.

P: ¿Qué ve en el vestuario del Alcorcón?

R: Veo optimismo porque hemos estado compitiendo siempre desde que llegó Anquela. Siempre hemos tenido opción de puntuar y vamos a seguir así. El trabajo, la ilusión y la fe no va a faltar.

P: A nivel personal, ¿cómo se siente en el Alcorcón?

R: Me siento valorado, siento que puedo ayudar y, sobre todo, estoy disfrutando del fútbol. Voy viendo que esto va llegando a su final y cada día disfruto más de todo.

P: Acaba contrato al final de temporada. ¿Cuál es su idea?

R: La idea es seguir jugando porque los números y el físico así lo dicen. Todas las temporadas juego muchos partidos, me encuentro bien, estoy con ganas de seguir y ojalá sea en Alcorcón.

P: ¿La prioridad es seguir en Alcorcón?

R: Sin duda. No depende de mi pero si lo fuera estaría hecho.

P: ¿Alguien del club le ha transmitido algo?

R: Me dicen que soy importante para ellos, que confían en mi, y es momento de demostrarlo en el campo y de centrarnos en esto. Después ya se hablará. Lo importante es que esta filosofía se mantenga y el club se quede en Segunda.

P: ¿Este partido con el Espanyol cuanto cambiaría con afición?

R: Este partido y toda la temporada hubiera sido distinta. Los echamos mucho de menos, nos falta algo, pero hay que adaptarse. No ponemos excusas. Sabemos que este campo es incomodo cuando vienen de visitantes y solo esperamos que pronto vengan y estemos todos juntos.

P: Durante diez años jugó en el Deportivo. ¿Cómo lo ve desde la distancia?

R: Lo veo con impotencia e incredulidad. No soy consciente de la situación que tienen y le deseo que salga lo antes posible de abajo. Se lo merecen tanto el club como la afición.

David Ramiro