El Gobierno se alía con los archivos para "restituir" la memoria histórica

El Gobierno se alía con los archivos para "restituir" la memoria histórica

Con el objetivo de "restituir" la memoria histórica, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, y el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, han firmado un acuerdo para digitalizar documentos relacionados con las víctimas del franquismo y la Guerra Civil.

El ministro de cultura y deporte ha recibido hoy a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, para dar luz verde a la firma de este acuerdo, por el que se digitalizarán 787.675 documentos relacionados con la represión que sufrieron los presos políticos encarcelados durante la Guerra Civil y el franquismo.

Un acuerdo, en palabras de Calvo, en el que los archivos españoles son los protagonistas ya que en ellos está "el dato veraz", ése que contiene "la información que hace que un país sepa lo que ocurrió para dignificar y restituir la memoria histórica".

"Todo el mundo sabe que el principio fundamental para desarrollar la memoria es apuntar siempre la verdad, y para la verdad necesitamos los archivos, no solo los especialistas, sino también los ciudadanos tienen derecho a acceder a una información que tiene que ver con un pasado muy doloroso sobre el que nuestro país tiene que construir un futuro de convivencia", ha añadido la vicepresidenta primera.

Así, a lo largo de dos años de trabajo, se digitalizarán, entre otros, 300.000 fichas de presos de la dictadura franquista en las que se recoge el registro y el historial de cada recluso. También se van a digitalizar 462.090 fichas y expedientes de propuestas de libertad condicional y de redención de penas por trabajos forzosos entre 1939 y 1967.

A ello se añaden otras 37.147 cédulas de presos condenados a muerte y a penas de cárcel mayor desde el final de la Guerra Civil hasta 1950; y completan el catálogo 1.400 fichas de libertad vigilada y 2.838 expedientes de excarcelación condicional emitidos por la Junta Provincial de Libertad Vigilada de Valladolid entre 1943 y 1968.

Todos estos fondos están custodiados en la actualidad en el Archivo General de la Administración, en el Centro Documental de la Memoria Histórica y en el Archivo de la Real Cancillería de Valladolid.

"Es una gran tarea que no queríamos dilatar (...) aquí hay expedientes penitenciarios donde vamos a conocer la ignominia de tribunales que no se corresponden con una democracia", ha apuntado Calvo, quien ha dicho también que con este acuerdo se lanza un gran mensaje para los jóvenes.

"Tienen que saber -ha explicado- que estas generaciones de los que estamos firmando este acuerdo vamos a intentar darle el relevo limpio y ordenado de la memoria histórica".

Asimismo, Calvo ha lamentado que España sea una de las "grandes democracias del mundo que tiene tareas pendientes con la democracia".

Por su parte, Uribes ha destacado el trabajo que va a realizar el cuerpo archivístico español y ha explicado que tras esta digitalización se pondrán en marcha otras de fondos procedentes de otros organismos del franquismo y la Guerra Civil como la Comisión Nacional de Incautación de Bienes, "todos de infausto recuerdo y todos contrarios al Estado de Derecho".

Según el titular de Cultura, con este acuerdo el Gobierno contribuye "a conocer esa verdad" y "reparar a las víctimas", y ha destacado también el valor académico que tiene esta digitalización, ya que va a favorecer la "investigación" de la Historia de España.

"Con esto hacemos justicia, justicia a las víctimas y a nuestra memoria, y a esa exigencia de verdad. Ayudamos a fortalecer nuestra democracia para el futuro", ha expresado.

Cuando se concluya la digitalización y la descripción de los documentos, los ciudadanos podrán acceder a ellos a través de distintas plataformas institucionales del Ministerio de Cultura, como en el Portal de Archivos Españoles (Pares) o en el Censo Guía de Archivos de España e Iberoamérica.