Axesor mantiene el rating de Madrid en 'A-' con perspectiva estable ante la recuperación del empleo

Axesor mantiene el rating de Madrid en 'A-' con perspectiva estable ante la recuperación del empleo

Axesor Rating ha confirmado el rating de Madrid en 'A-', con perspectiva estable, en previsión de un crecimiento de la Economía en la capital por encima de la media nacional y la recuperación del mercado laboral, especialmente en el sector servicios, a partir del segundo semestre del año.

La calificadora de riesgos confirma así la nota de la capital en su revisión de mayo, limitada por la nota para el conjunto de España ('A-'), con perspectiva estable ante la previsión de un crecimiento de la economía madrileña para este año con una tasa interanual del 6%, ocho décimas por encima de la estimada para el conjunto del país.

Esto repercutirá, según la agencia, en una recuperación del mercado laboral, con una tasa de paro inferior en dos puntos a la prevista para España (14,03% en la capital frente al 16,1% del país), y la sostenibilidad de las finanzas públicas gracias a un repunte de la economía de la mano de la demanda interna.

La calificadora europea destaca la progresiva recuperación del sector turístico, con un grado de ocupación hotelera a marzo de 2021 del 31,8%, el nivel más alto desde julio de 2020, el previsible impulso de mercado laboral en la industria y el sector servicios.

Igualmente, la agencia valora de forma positiva el "elevado nivel de PIB por habitante", en torno al 176% de la media nacional a cierre de 2019. Pese al deterioro sufrido en 2020 por el impacto de la pandemia, destaca que se situará en el rango alto de las escalas de la metodología de la calificación empleada por la agencia de rating, aunque por detrás de Barcelona.

La calificación tiene en cuenta además la "saneada situación de las finanzas municipales", resultado del proceso de consolidación fiscal que se ha venido produciendo en ejercicio anteriores. Sobre este punto, el informe señala el "carácter expansivo" de los presupuestos aprobados para 2021, con un elevado componente social y en los que se incentiva la inversión como palanca de recomposición del tejido económico municipal. Así, esta partida se elevará un 53,3% con respecto al pasado ejercicio.

En el apartado de ingresos, la agencia advierte que se prevé un aumento del 4,79%, si bien este no será suficiente para cubrir la totalidad de gastos previstos (gran parte de ellos destinados a paliar el impacto negativo de la crisis sanitaria en la economía), lo que obligará a formalizar nueva deuda por casi 412 millones de euros.

Sin embargo y pese a lo anterior, se espera que el Ayuntamiento de Madrid mantenga una "buena posición de ahorro bruto" (casi 576 millones de euros), y que la carga financiera se mantenga en línea con la registrada el pasado ejercicio de 2020 (7,58%).

Esta circunstancia, junto con los "adecuados niveles de liquidez" han favorecido la reducción progresiva de la deuda --incluso el pasado año 2020-- permitiendo "un notable descenso del endeudamiento por habitante hasta una cifra que prácticamente se mantendría a la mitad de los niveles registrados en 2016", según justifica.

En el plano político, la agencia de calificación también pone en valor a el clima de unidad gubernamental en el consistorio y las medidas contempladas en los Acuerdos de la Villa para la recuperación de la dinamización de la economía o llevando a cabo acciones para llegar a los más afectados todos aquellos bienes de primera necesidad necesarios.

Como punto débil, Axesor Rating insiste en la dualidad del mercado laboral madrileño y el problema estructural del paro juvenil, siendo los menores de 25 años los que más han sufrido las consecuencias de la crisis sanitaria. Esto, unido al "problema latente del envejecimiento poblacional, agudizado por la caída de la natalidad y el aumento de la esperanza de vida, lo convierte en "un gran reto a nivel regional y nacional tanto para las finanzas públicas como para el sistema sanitario".