Admiten a trámite una denuncia contra la gestión del Severo Ochoa en la pandemia

Admiten a trámite una denuncia contra la gestión del Severo Ochoa en la pandemia

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Leganés ha admitido a trámite una denuncia del sindicato Agrupación Sanitaria Española (ASAES) contra la dirección del hospital Universitario Severo Ochoa, al que acusan de homicidio imprudente durante la gestión de la pandemia de la covid.

En la denuncia, el sindicato, en colaboración con la 'Plataforma por los trabajadores del Severo Ochoa', acusa a la dirección de "varios delitos de homicidio imprudente por negligencia profesional, de lesiones y un delito continuado contra la salud y la seguridad de los trabajadores".

Lo hace tras recoger las aportaciones de más de 20 testigos y vídeos de los propios trabajadores del centro en el peor momento de la pandemia, además de varias cartas con reivindicaciones remitidas a la gerencia, a la que acusan de "una de las peores gestiones de la crisis sanitaria en todo el país".

En este sentido, en la denuncia apuntan a que el hospital leganense fue el que más fallecimientos registró a causa del coronavirus en toda España entre febrero de 2020 y enero de 2021, cuando fallecieron 692 personas, según los propios datos extraídos a través del Portal de Transparencia.

Para empezar, aseguran, el Hospital "carecía de un Plan de contingencia -como en un parque bomberos donde no hay un protocolo para apagar incendios-", por lo que "los hechos narran una total improvisación, un descontrol y una ausencia de actuaciones por parte de los responsables a la hora de afrontar las duras condiciones".

"La dirección se encerró en su despacho y se negó a toda comunicación con trabajadores y sindicatos", añaden en la denuncia, en la que también afirman que durante la primera ola, "se negó material al personal y se repartió material defectuoso en las plantas que más se debían proteger".

También hablan de una "desprotección y desatención total por parte de los superiores y responsables de vigilar y cuidar la salud de los profesionales del Hospital Severo Ochoa", alegando que "en ningún momento se llevaron a cabo medidas de control para evitar la expansión del virus entre los trabajadores".

Ante estos hechos y muchos otros que se describen en la denuncia, el sindicato concluye que la gestión de la dirección tuvo "consecuencias lesivas para la integridad física y moral sobre las personas, trabajadores y pacientes del Hospital", llegándose a producir incluso "el fallecimiento de varias personas".

"El objetivo es denunciar la injusta situación y las lamentables circunstancias que se vivieron mostrando la crudeza del día a día del funcionamiento interno del Hospital Severo Ochoa", insisten desde el sindicato en un comunicado, donde aseguran que "han asumido la obligación legal y moral de denunciar los hechos".

Además, desde el sindicato reiteran que los problemas de gestión se llevan produciendo "desde hace más de 10 años" en el Hospital donde "todos los años se utilizan los pasillos para tratar en invierno a pacientes de gripe común, y que ahora con el COVID ha provocado la muerte de muchas personas".

"A esto se suma que Leganés es una población envejecida, tratándose de un municipio con un 21% de sus más de 200.000 habitantes que tienen más de 65 años. Lo que convierte a Leganés en una especie de gran residencia, y al Hospital Severo Ochoa en su cuidador", subrayan.

En este sentido, concluyen que el Severo Ochoa "lleva años actuando con una capacidad muy inferior a las necesidades asistenciales que requiere su zona sanitaria, lo que supone una puesta en riesgo directa para la salud de la población, mostrando total desprecio por la vida y salud de los demás".