La Guardia Civil cree que el conductor que murió y mató a otro al chocar en sentido contrario en la M-50 se despistó

La Guardia Civil cree que el conductor que murió y mató a otro al chocar en sentido contrario en la M-50 se despistó

La Guardia Civil de tráfico cree que el conductor que circulaba en sentido contrario ayer por la M-50, colisionando contra otro vehículo, accidente que le provocó la muerte y la del otro conductor, se despistó al tomar metros antes de la autovía, han indicado fuentes de la investigación.

La colisión frontal tuvo lugar este domingo sobre las 10 horas en el anillo exterior de la M-50, en el kilómetro 80, a la altura de Majadahonda. Cuando han llegado las primeras dotaciones de sanitarios del Summa-112 comprobaron que en cada uno de los vehículos que chocaron había una persona y que ambos, un anciano, y un hombre de mediana edad, estaban fallecidos sin posibilidad de reanimación.

1x1

Por su parte, los bomberos de la Comunidad de Madrid procedieron a liberar los cuerpos, ya que ambos estaban atrapados. Los sanitarios también asistieron dos heridos más con pronóstico leve. Concretamente, a una mujer de 53 años, que sufrió una crisis de ansiedad y fue trasladada al Hospital Puerta de Hierro. A este mismo hospital fue evacuado por la Guardia Civil un varón de 64 con traumatismo torácico.

La Guardia Civil de Tráfico ya ha comprobado que el conductor de 86 años era quien circulaba en sentido contrario, en un Mercedes de muchos años de antigüedad. Las primeras pesquisas apuntan a que podría haber marchado del centro comercial Gran Plaza y, debido a su edad o por un despiste, se confundió al tomar la salida de la M-50 y cuando quiso darse cuenta colisionó, a los pocos metros, contra el otro vehículo.

Nada hace pensar que fuera un conductor kamikaze y que conscientemente quisiera circular en sentido contrario. De momento, además de tomar declaración a testigos, los agentes van a comprobar si la señalética está bien colocada en esa carretera y si el conductor pudo sufrir algún tipo de patología cuando ocurrió el accidente, algo que determinará la autopsia.

Por otra parte, poco después se comprobó que el otro conductor fallecido era Pedro Pedreño, un cámara de televisión del grupo CBM que en esos momentos se dirigía a Telemadrid, cadena para la que trabajaba. El propio director de RTVM, José Pablo López, confirmó la noticia y envió un mensaje de duelo y de cariño a la familia a través de su cuenta de Twitter.

Pedreño, que vivía en Galapagar, había trabajado también para Antena 3 y en Europa Press en su área de Televisión, donde también le han recordado y enviado condolencias a su mujer, a sus dos hijas pequeñas y al resto de compañeros, amigos y familiares.